All posts tagged: literatura

HABITUAL ASFIXIA

No comments

Esta tarde, la añoranza invita al pasado

A quedarse en las esquelas de mi memoria

Así, mi abuela resurge cantando algún bolero

Mientras recorro su casa

Hoy, derruida por esquiva herrumbre

 

Todo se deslíe en agua

Y en esa agua queda mi infancia

Jugando con espectros aún en el anochecer

Trato de rescatarla

Vociferando la elegía

“El patio de mi casa es particular…”

 

Esta tarde, la añoranza invita al pasado

A traer el olor  que viene de los barrios

Barrios de una niñez sin valía

 

Sin embargo, retorno a mi vejez

A ese dolor cobarde de mis casi cincuenta años

 

Hurto el escapulario de la familia

Rezo

Nada volverá a su punto de partida

 

Prendo el televisor

La pandemia sigue su curso

Y el domingo, su habitual asfixia

Gabriel AvilésHABITUAL ASFIXIA
read more

LA EXPIRACIÓN, NORMA SALAZAR

No comments

La expiración es una evidencia que perennemente ha estado vigente en toda historia de nuestra humanidad, cada sociedad brinda sus dispares enfoques y reacciones ante la muerte y ésta se especifica a su posición del mundo, su disertación es una médula de interés por disímiles disciplinas entre las que destacan como la sociología, la teología, la antropología, la literatura y la música por nombrar algunas. La Edad Media la expiración comprende un ciclo muy extenso, es decir, diez siglos; el siglo V al siglo XV, en todo este tiempo, el valor de la palabra muerte ha tenido diferentes connotaciones y designado distintas situaciones.

En la Edad del Medioevo, la expiración se observa como un todo, en una inicial compulsión es necesario ejecutar una división entre la “Muerte Cuantitativa” (muerte biológica, física y demográfica) y “Muerte Cualitativa” (reanudes y sentimientos ante la muerte), partiendo de estas dos premisas referentes a la expiración, podremos señalar diferentes lecturas entorno a la muerte.

Para la ideología de “Nueva Historia” fundamentalmente estudiada por Jacques Le Goff, George Duby y Roger Chartier aclaran un análisis sin olvidar a la historia misma, éstos pensadores franceses van a entrelazar a las otras historias como la historia de la literatura, arte, sociología, antropología, teología y la demografía llevándolas a su Historia de las Mentalidades. Las lecciones pertinentes a la expiración, se pueden clasificar de forma ternaria:

  • La Expiración. Mort a I`actif: sucesos independientes a nuestra voluntad que ponen fin a nuestra existencia. Sí, una expiración o muerte que coexiste en otros decesos; Muerte en función del Discurso que se haga sobre la muerte-mágico, religioso, cívico, filosófico Mor tau passif.
  • Muerte asumida, ésta es considerada como una traslación, es también una muerte instaurada por el Discurso ideológico de la jerarquía eclesiástica romana, déjeme acentuar cordial lector. Las guías morales representan a la muerte biológica, la muerte física “Natural”, que es suprema frente a la muerte “Espiritual” la auténtica expiración.
  • El Deceso vivido; gestos y ritos de la enfermedad de la agonía a la tumba del Más Allá. Compasión ante la Mort au reflechit: una muerte interior, propia y tipificada con la aflicción está relacionada a la Literatura Macabra al final de la Edad Media.

 

Ahora bien, para el mundo Occidental la expiración tiene sus bemoles, fue en el medioevo que la “Muerte natural” en oposición a la “Muerte violenta” era vista como algo tan natural ya que el fin terrenal de  todos los hombres y universal pues era una causa del pecado original. La idea de que alrededor se encontraba a todo momento la muerte es también una ideología que encontramos en los Himnos mortuorios cristianos “En medio de la vida nos hallamos rodeados de la muerte”

Alfonso X, el Sabio en la General Estoria,  siglo XIII hace una cavilación sobre el fallecimiento de  Alejandro y refuta que “El relámpago de la muerte es relámpago que no miente, a sus rayos son rayos que no yerran” y su sobrino Don Juan Manuel en El libro de los Estados del siglo XIV, replica en un sentido idéntico de la muerte “Por razón que los homes son compuestos de los cuatro humores que se hacen de los cuatro elementos” y por el hecho de que “Grant es el poder de Dios, es Grant es su nobleza que a comparación non vale más un home que otro”, La “naturalidad” de la defunción en este caso proviene de establecer un final en el mundo terrenal donde cohabitan los hombres ulteriormente de nacer, crecer y envejecer. En la antigua y en la Alta Edad Media preexistía la “Muerte domesticada” esto radicaba en intervenir toda índole de reacciones en la población ante la muerte. La expiración era meditada como algo familiar, próxima, mitigada e impasible una perspectiva contraria a la “Visión contemporánea” identificada por el miedo que aviva. En la baja Edad Media, siglos XIV y XV se observa una evolución del sentido de la muerte en El otoño de la Edad Media de Johan Huizinga detalla la melancolía y explica que la imagen macabra de la muerte se debe más bien al gran amor vehemente que sentían los medievales por la vida y el horror por la descomposición del cuerpo terrenal, conlleva a una honda reflexión de íntima conciencia por la pérdida, dicen los textos de Roger Cartier en Arts moriendi de los siglos XV y XVI. El mundo mortuorio es una representación está vinculado a una nueva imagen del mundo, aquí, da inicio las otras disciplinas que acompañan y  trastoca la “Muerte propia” sí, es “Morir de la propia Enfermedad”,  surgen iconografías y obras de arte del bien morir. La relación ante la crisis demográfica del siglo XIV resalta las epidemias, pestes, hambrunas en representaciones muy complejas. Asimismo el fenómeno de sensibilización e individualismo se subraya en los siglos XIV y XV por lo que es viable atestiguar que el año de 1348 se activa al cambio partidario de época atrás y un futuro contexto se beneficia al arquetipo de perspectivas en la correspondencia vida-muerte.

La congoja de la población de los siglos XIV y XV ante la muerte no es por la desaparición física de los ascendientes reales sino por la pérdida de los Patres, de los ancestros, del lazo penetrante con la pretérita autoridad. Asimismo las compasiones ante el deceso se atañen con la distinción de la Teología esos “dos lugares” y la quimera del citado Purgatorio en el siglo XII, este “tercer lugar” donde por supuesto confluía la vida del hombre. El hombre es la creación de Dios es visto radicalmente como algo profano, esta realidad de carne y hueso con su temperamento individual, sus impulsos y pulsaciones, es, una nueva visión e inicio donde la vida se  revela de otra condición, es decir, cuando en el pasado se le consideraba, sólo como un traslación hacia una vida sobrenatural por lo que la Historia como la propia vida del ser humano legitimo se dispersó en un microcosmos.

Por otro lado concurren evidencias que se apartan de la invocación “Espiritualidad” e indican a la expiración como algo “más vivido”, “más sentido” interiormente del humanismo  lo podemos leer en obras de Dante que resalta  a la “Muerte villana” en Petrarca la “Muerte cruel” y  en Juan Ruiz. Arcipreste de Hita una “Muerte desmesurada” Término ávidos lectores escribiendo con cavilación de estos que estamos viviendo. Tenemos un compromiso en éste mundo, exclamado hogar en él habitamos en estos tiempos tremebundos, la naturaleza  (flora y fauna) con sus fenómenos espontáneos e indescriptibles nos ha demostrado  que están más vivos que siempre han estado conviviendo entre nosotros. Nos olvidamos que convive este hábitat y sienten como los seres humanos,  porque son seres vivos. Estos tiempos de guardar, hagámoslo sin  olvidar una reflexión profunda de  cómo somos y lo qué seremos, hubo un ANTES y vendrán un DESPUÉS…

Gabriel AvilésLA EXPIRACIÓN, NORMA SALAZAR
read more

LA MORTANDAD DEL TIEMPO, GABRIEL AVILÉS

No comments

1

Me siento como un dios fallido

Observo a mi alrededor y la soledad se agudiza

La muerte ha borrado el nombre de países

No reconozco  fronteras

Ahora el mundo se confina en las paredes y su moho

Cuántos hermanos dormidos para siempre

No hay resurrección posible

2

Los difuntos no reconocen a sus familias

Por ello se incineran a sí mismos

O se arropan con cartón para yacer

En delirios  de un infierno innecesario

Donde el Covid 19 se adueña de los ancianos sin memoria

Mientras un poeta reza por los sangrantes versos,

Sin embargo no hay ningún Lázaro con vida

Sólo un Cristo mostrando su indolencia.

3

Me olvide de los besos

De los abrazos

De los rostros

De una muestra de cariño con el tacto

Vislumbro ventanales

Y la gente sangra por sus pupilas

Las palabras no articuladas

4

No siento

El sol desconoce  mis plegarias

Solo

Tiemblo al sentir mi respiración

Mientras los sollozos

Ululan  en silencio

La mortandad del tiempo

Hoy con el sobrenombre

De Covid 19, Jinete del Apocalipsis

Que se adentra a los hombres

Cual serpiente reinante

 

Gabriel AvilésLA MORTANDAD DEL TIEMPO, GABRIEL AVILÉS
read more

ENTRE SÁBANAS MOJADAS, ALEGRÍA AGOSTO

No comments

Busco entre las sábanas mojadas
vestigios de tu aroma.

Deseo hallar un trozo
de tu alma entre la almohada,
besos desperdigados
entre los lienzos revueltos
todo luce frío y vacío.

No estás amor mío,
ni la sombra de la huella del recuerdo de noches de entrega,
sólo hay hastío en la espera.

Se desata llanto y pena,
te fuiste cuando más te amaba,
cuando necesitaba los excesos de palpar tu sexo,
cuando habitabas dentro del alma
y rompiste los pudores de mi falda.

Te has marchado y no pude detenerte,
no te bastó esté amor crecido,
ni entendiste que sin ti estoy perdida
y muere la gloria de todo lo vivido.

Fracturas mi doliente corazón,
queda confundida la razón,
dejas mi espíritu mal herido,
sola, vago rendida en el camino.

Huele a luto y cenizas:
mi cuerpo,
a flores de camposanto,
a ruda, albahaca y sahumerio,
a tierra de cementerio.

¿Porqué te fuiste ángel mío?
tú, único motivo
que hizo renacer mi ocaso,
redimió penas y llanto.

No te olvides que te adoro,
ni olvides juramentos,
aquí estaré ante el azoro,
esperándote a que vuelvas y me ames a tu modo.

Gabriel AvilésENTRE SÁBANAS MOJADAS, ALEGRÍA AGOSTO
read more

Un origen, un exilio y un reencuentro con Milan Kundera, Norma Salazar

No comments

Milan Kundera nació un 1 de abril del año 1929, Brno una ciudad innovadora de la República Checa. A partir del año 1975 vive en Francia para el año 1985 se le otorga la ciudadanía francesa. Kundera como buen eslavo hace un repaso, no actúa como disidente, como un declarante de las hecatombes ulteriores que tuvo la primavera roja de aquella Europa central más directo a la extinta URSS;  ha desentrañado a través de su caja-memoria los convulsos acontecimientos del siglo XX, con una sólida obra ha escrito bajo las lenguas checa y francesa a través de su valiosa experiencia con una larga travesía por otras naciones. Kundera resiste el hecho de ubicarse en otra patria, medida ajena a su propia voluntad, lo nombró en su momento “Acto de libertad” sin perder la cordura de lo traumático al contrario va reescribiendo de forma sagaz la paradoja de la pertenencia a sus orígenes. En sus inicios literarios se opuso al régimen de su país primordialmente en los temas culturales, las políticas culturales esto lo llevó a escribir La broma (1950) señala el declive del socialismo checo rememora los apuros de una sociedad invadida de corrupción. Este libro fue muy bien acogido a nivel internacional siendo todo lo opuesto en la antigua Checoslovaquia, pues, fue censurado y en el año 1975  fue señalado “persona non grata” obligado a abandonar su nación. Ya, en su exilio escribiría otro contundente título La insoportable levedad del ser (1986) su narración nos envuelve aquella Checoslovaquia comunista y existencialista y menos política, adonde su destreza escritural es por mucho más sensible, refleja el espejo de la desventura humana; en un cosmos en el que absolutamente nada y de que nadie pueden estar seguros mucho menos de sí mismos. Ésta miseria humana la confronta como un  leitmotiv, reitero amable lector, con una nueva escritura un nuevo ciclo en su exilio Milan Kundera afirmó en su momento

“Francia es lo que yo elegí es mi libertad, mi amor. Hace ya siete años

que podría volver a vivir donde nací. Si la vida humana durara

doscientos años, sin duda hubiese elegido compartir mi vida

entre estos dos países. Pero la vida es corta y yo escogí mi libertad

a mis raíces. Si escribo hoy en francés, esto no quiere decir que el

francés haya reemplazado mi lengua materna. Ella es irremplazable,

surgiendo de mi boca antes de empezar a pensar. En cada francés,

cada francés es una búsqueda, una conquista, todo es consciente,

nada va de suyo, cada palabra  es pensada mil veces, todo es aventura,

todo es apuesta. La lengua checa me dice: ¡vuelve a casa traidor!

Pero no obedezco. Prefiero quedarme en la lengua de la que

estoy perdidamente loco de amor”

 

Francia lo ha hecho feliz. Un día dejó Praga se preparó mentalmente para vivir un exilio acompañado por la tristeza por la pérdida de aquél Milan Kundera, pero ¿Por qué se mentalizó con esa premisa? Para comprenderlo debemos analizar en términos psicoanalíticos el origen del sujeto, Jaques Lacan “el inconsciente está estructurado como un lenguaje”, es decir, el inconsciente es el discurso del Otro YO, por ello, nuestro novelista checo puede interpretarse que su lengua materna y la cultura natal es su espejo interior el más honesto.

En términos lacanianos señala que el significante, es decir, la lengua es el resultado de una prohibición, ésta ley prohibida -lo vemos atento lector-, como un incesto cardinal, incesto hijo-madre, reitero, a partir del NO prohibición en la ley del significante que se refiere a lengua-madre, Lacan en el Seminario 10: La angustia lo nombra rasgo unario que está excluido de la creación no puede existir, es aquí, “primer lugar ausencia a partir del cual de allí todo se ordena” en caso particular. Milan Kundera prestar atención es una víctima por la censura de su natal Checoslovaquia pero redescubrimos que nuestro escritor es OTRO, sí, déjeme enfatizar él experimenta en EL OTRO puede convivir diferente, ahí, a partir de su nueva lengua la francesa se ve como un escritor francés. El punto, una descripción de contenido escritural nuevo, la idea de pertenecer a otra familia reemplazando la otra grafía de sus padres va un estado más elevado. Para Sigmund Freud ésta sustitución entre la correspondencia incestuosa con sus padres y por supuesto a la extranjeridad es tan SOLO una diferenciación con su OTRO YO que está muy marcada en su obra literaria La ignorancia (2000) donde sacude el tema del exilio con sus bemoles, los reconcomios desencontrados al retornar al país de origen asociado a interrogantes de la ¿Noción de patria?  ¿Cultura propia? Dos interrogantes muy complejas La ignorancia hace un informe inquebrantable completamente ignorado por el sujeto con sus orígenes aventajando el contexto  lógico-político sin descuidar el sentido de pérdida accede rotundamente en dar a conocer la coexistencia humana asimismo leemos la experiencia de Irena quien emigra a Francia por la represión del año 1968 revindica una nueva vida, su nueva identidad en el exilio es obvio retrata una escritura autobiográfica. La caída de la cortina de hierro. Irena decide regresar a su país por consejos de sus amigos franceses, ya que saben que ella tiene una profunda nostalgia por no estar en su país, convencida por sus amistades regresa a Checoslovaquia encuentra a una Checoslovaquia transmutada ahí su encuentro con Josef también emigrante, ambos personajes comparten un sentimiento del aciago al estar de vuelta un sentimiento referente a sus orígenes. Termino ávidos lectores Milan Kundera hace énfasis a una ambigüedad que está conectada con la lengua y sus raíces qué no está excluido por el exilio, si bien, esta visible por los emigrantes sus pasados a pesar de estar fracturados.

“en las calles, rodeadas por los checos, el aire de una antigua

familiaridad la acariciaba, y por un instante, la hacía feliz. Más tarde, se sentía

una extraña que quedaba en silencio”

Gabriel AvilésUn origen, un exilio y un reencuentro con Milan Kundera, Norma Salazar
read more

EL VIRUS HUMANO, GLORIA CHÁVEZ VÁSQUEZ

No comments

Qué le pasa a usted hombre! ¿No se da cuenta de que lo están mirando?

Desde afuera. Desde allá, tras ese sol luminoso hay un microscopio apuntando a usted. No. No quise decir telescopio. Como dije primero, es un microscopio electrónico y están observando sus movimientos.

¿Qué le importa que le observen?

No se desanime, con un poco de paciencia le llegará a importar lo suficiente como para sentirse importante.

Pero, no se sienta importante. No se deje llevar por sus impulsos. Piense. Razone y dese cuenta de que si le están observando con un microscopio, es porque debe de ser usted muy pequeño. Y sin sentirlo realmente, si usted adquiere conciencia de esta pequeñez, le va a entrar una claustrofobia tan aguda que habrá que buscarle un terapista rápidamente.

Respire, deténgase y respire de nuevo. Todo el aire del universo es suyo y esa conciencia de lo infinito le amenaza con la acrofobia. Quienquiera que lo observe no desea más que someterlo a un análisis. A un estudio detallado de su persona o, digamos más apropiadamente, de su partícula.

Muévase todo lo que quiera, desde luego, el espacio en que usted se mueve es relativamente infinito, así que no importa que usted corra sin parar por largo tiempo. No avanzará mucho. No cubrirá toda la distancia necesaria para salir del radio de observación. Y suponiendo que lo logre, una pinza tan desordenadamente gigantesca, tanto que ni usted se hará consciente de su forma y la interpretará como una energía, o una fuerza cualquiera, le devolverá a su lugar epicéntrico.

Pero no se desespere; si usted agudiza la visión y tiene un poco de fe, verá a un par de personas en idéntica situación. No se preocupe por ellas; están igualmente preocupadas en su propia supervivencia.

Concéntrese en lo suyo. Como verá, la luz cambia en intensidad y a veces de colores. Una y otra vez algo como una lluvia de sabores cáusticos y temperaturas variables cae sobre su cuerpo. A veces hay truenos persistentes. De vez en cuando hay un terremoto y el cielo se oscurece como un eclipse. En cada uno de estos momentos, usted y su corazón palpitan al compás de la muerte. Su observador acaba de descubrir en usted algo muy importante.

Se le acaba de identificar, se le ha dado un nombre…

Es usted el virus humano, causante de la enfermedad más temida en el universo, la que desata explosiones de energía en cadena. El microbio atómico que ataca las regiones del cuerpo universal a la que pertenece esta criatura que lo está clasificando.

 

1                                                                                                    6De la colección de cuentos Opus Americanus.

Gabriel AvilésEL VIRUS HUMANO, GLORIA CHÁVEZ VÁSQUEZ
read more

RAÚL RENÁN SOSEGAR LAS EDADES, NORMA SALAZAR

1 comment

Feliz cumpleaños, mi niño Renán

abrazos con guiños hasta tu morada.

Tu NORMANDÍA

Sentados en nuestra mesa de siempre en el restaurante La Prosperidad de la calle Durango #270 en la colonia Roma Norte, Raúl Renán tres veces a la semana me pedía llevar mis dos grabadoras de reportero  porque al terminar de comer me contaría su retorno de vida. Así, recuerdo la primera petición. Para mí fue siempre Todo un Señor, educado a la antigua pero a su vez moderno para reconquistarme todos los días. Le fascinaba el timbre de mi voz se volvía muy risueño cuando lo nombraba Mi Niño Renán acompañado por mis guiños castaños, inmediatamente me abrazaba y correspondía con un beso. Los últimos cuatro años (2013-principio del año 2017) de su vida nos pasamos grabando, insistentemente  me recordaba antes de salir de casa que no olvidará mis grabadoras para conectarlas fueran estos desayunos, comidas, cenas.

Asimismo realizamos infinidad de viajes por auto, avión, autobuses; viajes nacionales e internacionales en nuestros breves descansos era grabar en lobbies del hotel, caminatas interminables en fin, sus momentos súbitos serían exactos para escucharlo,  grabadoras en mano, imágenes miles vienen a mí rostro. Tuvo una larga vida sobresaliente de experiencias avasalladoras me sorprendía su aguda reminiscencia, tenacidad por recordar aquellos momentos significativos de sus años infantiles, juveniles. Raúl Renán X González tenía tatuado los años más crudos a partir de los cinco años como él lo expresó “Mis primera cicatriz que llevo marcada Normita fue el abandono materno, aún lo recuerdo te platicó, pero antes, prométeme que contendrás tu llanto no quiero ver tus ojos color miel que deslicen lágrimas en tu rostro, por favor, resiste mi amor debo contártelo, si”

A continuación algunos pasajes grabados con su voz calmada .Cada vez que deseo escuchar el timbre de su voz mis oídos lo celebran.

(Raúl Renán  grababa una hora con  breves descansos)

Las grabadoras señalaban el conteo de los segundos nuestras manos fuertemente entrelazadas,  sentí su apretura, observé su cristalina mirada, segundos de silencio.

-Me tomó de la mano mi Mamá Mercedes González caminos un largo trayecto no olvido su voz en lengua maya. Pensaba en voz alta contestándose a sí misma en ciertos momentos, me veía sin decir nada, sólo sonreía le correspondía también. Volvía a mirar hacia adelante caminábamos rápido, íbamos casi corriendo más bien yo. Ahora entiendo al paso de mis años porque la forma de mi andar (sonríe con su filosa mirada), llegamos al final de la ciudad en aquellos años nena Mérida estaba conformada por barrios, cuatro barrios muy distintos. El barrio de Santa Lucía, San Juan, Santiago y San Sebastián, éste último un barrio de indígenas mayas muy pobre. Ahí, decide mi madre dejarme o mejor decirlo con todas sus letras abandonarme con un matrimonio, él era peluquero y ella ama de casa. Para mi mamá era importante alejarme del barrio de Santa Lucía.  Un barrio con una economía estable, ya te imaginarás una campesina maya con tan sólo 16 años ingenua trabajaba de ama de casa. Su patrón era mi padre de origen italiano y comerciante tenía su familia, deciden irse de Mérida por el escándalo en aquellos años tan marcado en provincia. Mi madre no sabía que hacer conmigo no podía trabajar sin preocuparse por ser yo muy pequeño. La única opción que tuvo por mí bien, según ella ¡A BAN DO NA MER!

(Me  dice deletreando como si fuera una  clase de gramática en voz alta, acto seguido me sujeta la mano porque observa mi reacción estoy a punto de llorar, no logró contenerme no puedo respirar  no dejo de llorar, se levanta y me abraza)

Raúl  me pide  serenarme, las grabadoras continúan prendidas el barullo de los comensales a nuestro alrededor, trato de calmarme pido que me suelte para ponerme mis lentes oscuros. Reanuda la charla a voz pausada. “Nena, no es una entrevista es una de miles conversaciones que  quiero que grabes, escuches mi voz es mi deseo por ser tú, la mujer con he decido pasar el resto de mi vida. Tu infancia solitaria como la mía pero en distinta situación económica; crees que no lo sé porque tu horma me lo dice todo, tu calzado, el vestir y, tu forma de platicar, gesticular, hablas con tus manos y tu mirada”

Otro momento amable lector que deseo compartirles sucede en Chile una tarde con el cielo aborregado teniéndolo por testigo y Raúl con el cabello alborotado afilaba su garganta.

(Mirada fija sin dejar de abrazarme mi cintura se recarga en uno de mis hombros)

-Nena, recuerdas cómo me presenté ante ti, con acta en mano leíste mi acta de nacimiento señalándote el nombre de mi madre: Mercedes González originaria de Valladolid cercana a  la ciudad prehispánica de Chichén Itzá. Lo hice por temor a tu rechazo, tenía que demostrarte que sí tuve un origen. Estabas rodeada de mis amigos en aquél entonces eran tus maestros, uno de ellos Samuel Gordon Listokin.

Perfectamente recuerdo aquella tarde en la cafetería de tu facultad, te colocó enfrente de mí el doctor Gordon. Volví a presentarme formalmente en los pasillos de la Facultad de Filosofía y Letras, acto seguido, argumentó  el doctor “Es un tipazo” tu intempestiva carcajada y nosotros ¡Qué barbaridad! reaccionamos tardíamente mucha pena me dio, me comporté como un adolescente, fui un bruto no parabas de reír.

Pero esa tarde me dije para mis adentros, el tiempo que me quede de vida, sería para estar contigo. Te conquisté me hiciste ser más joven de lo que ya era. Mi cortejo fue por un año, sí, tu viaje ya estaba programado siempre la partida el abandono me persiguió pero ¡Tú no!, no lo permitiría. Te demostré mi paciencia  con espera fiel  porque  decidí  que serías mía. Aceptaste cartear conmigo, hablar por teléfono en cierto tiempos como dos intrépidos amantes a salto de mata como  la pase muy mal, soy muy desordenado con los tiempos cuantimás con los horarios internacionales, la sude en serio, tuve que pedir un asistente Baruch para comunicarme contigo y en italiano. Te esperé, te recogí en el aeropuerto regresabas con aroma de Roma.

(Aclaro lector, todas esas cartas me las devolvió a su tiempo, las que le envíe como las que me escribió con sus dibujitos)

Normita, te dije  el origen como coloquialmente se dice “infancia es destino” ,  la contra posición de nuestras historias inermes me confirmabas por causalidades. Recuerdo aquellas primeras salidas afirmábamos nuestras vivenciales.  Una cosa puntual es el qué las vive otra el qué las escucha, sentenciábamos contundentemente.

Queridísimo Raúl Renán, te confirmé: Papá hizo el rol de mamá como EL TODOPODEROSO le dio entender soy feliz porque se esmeró. A contracorriente tuvimos conflictos como todos pero estoy aquí,  así como tu tutor te formó. Eres un hombre correcto, padre de cinco hijas, abuelo y éstas conmigo.

El tiempo te dio muchas vueltas querido Raúl Renán te contesté después de esa primera grabación no olvido el color de aquella tarde; estabas tan absorto muy consciente por aquél  el momento, contármelo no como una charla de confesión, sino compartir TODO  tu ser siendo yo tu compañera, cómplice y confidente sentimental. Me enfatizaste que ya lo habías dicho en una de tantas entrevistas pero aquella ocasión sentías la necesidad de platicármelo como tiempo atrás con tu amiga Myriam Moscona esa entrevista tendría un futuro el libro titulado De frente y de perfil y para el Canal 22. Fue con ella por primera vez que te sentiste aliviado para ti fue la mejor entrevista que te hayan realizado me comentabas por su soltura y profesionalismo de tocar estos temas, compartiste todas las desventuras.

Ahora, más tranquila después de tres años de tu partida entiendo, no sólo, era grabar  sino era mi obsequio con una responsabilidad profunda  y tu confianza que me depositaste. Tengo muy clavado en mis pupilas tu mirar de agua pura. Fueron más de veinte años de convivencia y aprender con Raúl Renán para su servidora fue una travesía de vida, mi primera etapa de juventud. Vivimos a contracorriente con valentía rompimos tabúes, encallamos nuevos puertos infectados de hipocresías e insolencias mundanas por ciertas sociedades “moralinas” y “según amistades de parte de él” que se jactaban con habladurías  a sus espaldas, realmente NUNCA LOS TOMAMOS EN SERIO, más yo una joven con tan sólo 19 años pero muy FIRME para combatir diplomáticamente ballestas de las féminas y hombres.  Muchas batallas por la  diferencia de edades (más de 40 años), callando sus leprosas lenguas. Acordamos no vivir juntos porque Raúl  había resistido separaciones con sus anteriores relaciones; la primera de su joven compañera  procreando dos hijas (Gemelas) no las olvidó, una de ellas le dio su primera  nieta  que heredó el amor por la escritura poética, sintió mucho orgullo más por ser yucateca. Después el único matrimonio con el tiempo se divorciaría procreando tres hijas y dos de ellas  lo hicieron  abuelo por segunda,  tercera vez cuatro nietos (dos niñas y dos niños). Con estos antecedentes acordamos, por supuesto, desde el primer momento tener una relación independiente  un compromiso sólido como si realmente hubiéramos firmado “el famoso Contrato Social”, en reuniones laborales, sociales siempre me presentó como su esposa, trate de desempeñar ese rol, aprobado también por mi padre, ambos tuvieron  una relación cordial con mucho respeto. Cumplimos perfectamente por ser dos seres totalmente independientes, maduros conscientes de nuestras vidas con una enorme responsabilidad  y mutua confianza.

Él me preparó correctamente para su desenlace y dejé que caminará hacia su nueva morada.

Termino ávidos lectores. Estos pasajes que el poeta emeritense me grabó en sus últimos cuatro años de vida que sigo (re) escuchando su voz, su esencia de hombre-niño feliz.  Fue M uno tantos  regalos, sus excelsos años, un libro que en cada línea me aclamó su amor, anclado en NORMANDÍA (dos ediciones) mi rostro dibujado por uno de sus queridísimos amigos, el pintor Gabriel Ramírez pero sobre todo UNA VIDA EXTRAORDINARIA le agradecí en cada momento que tenía oportunidad, me miraba con ojos llorosos de felicidad; abrazándome, contestándome al oído “He sido afortunado por tenerte muy agradecido por dejarme ser parte de tu vida”  Raúl sigo transcribiendo el eco de tu voz y afirmando como te lo hice saber: Yo sabré ¿Cuándo?, ¿Cómo? En qué momento narrar tu infancia, juventud y nuestra historia.

Estuvimos ambos de acuerdo, depositó toda la responsabilidad en mí con una cómplice sonrisa, asimismo me redactó una carta con sello firmada con su nombre correcto y completo autorizándome narrar nuestra historia como otras cosas en parte su archivo.

– Normita mi compañera de mis últimos años, ¡No me abandonaste!

Gabriel AvilésRAÚL RENÁN SOSEGAR LAS EDADES, NORMA SALAZAR
read more

UN DÍA INHÁBIL, ROBERTO CARDOZO

No comments

 

Lo que empezó como una convocatoria local, el llamado a un día de paro de mujeres, algo que parecía improbable que sucediera a nivel nacional en este país en el que aún son muchas las mujeres que no se han manifestado en contra de la violencia generalizada de género, se ha vuelto un tema de relevancia en el acontecer diario. Desde las publicaciones de importantes institutos educativos, empresas, hasta la postura que han tenido las instancias de gobierno al respecto, todo se ha vuelto un circo mediático que termina, como siempre, por banalizar el momento histórico.

Hemos leído cómo algunas universidades han “otorgado el permiso” para que las mujeres, estudiantes y trabajadoras, puedan faltar ese día sin que hubiera mayores repercusiones, dejando entrever una especie de compromiso con el movimiento feminista contra la violencia, aunque, en la práctica, no existen políticas institucionales en la mayoría de las escuelas que formen un marco legal de atención y prevención de la violencia, con lo que, los comunicados de solidaridad no dejan de ser meras acciones en busca de protagonismo en este día histórico.

También se ha vuelto noticia el comunicado de la suspensión de clases en el nivel básico en nuestro estado, argumentando preocupación por la seguridad de los estudiantes. Si bien, me parece un argumento sólido, el impacto social del paro se verá, de nueva cuenta, minimizado, ya que los docentes varones, no podrán experimentar el tener que solucionar la falta de las compañeras, con los contratiempos que podemos imaginar. Es decir, el argumento de la seguridad es válido, pero termina favoreciendo a los hombres porque tampoco tendrán que asistir a su centro de trabajo.

En el caso de la institución donde trabajo, las maestras y alumnas no asistirán, pero los hombres aprovecharemos para platicar y reflexionar acerca de temas como el machismo, la violencia de género y las prácticas que nos parecen inocentes que perpetúan este sistema social cada día más violento para las mujeres.

Lo que desee hacer cada mujer, porque hay quienes manifestaron no estar de acuerdo con este paro nacional, es una decisión propia y debe ser consciente. Tanto no se debe juzgar a quien desee parar labores, como a la que desee no hacerlo, cada una tiene sus razones. Pero, los que sí estamos obligados somos los hombres. Estamos obligados a empezar a hacer nuestra parte para que estas situaciones se terminen. Si bien, muchos hombres también mueren, la mayoría muere por causas distintas a la violencia de género, por lo que esta problemática la tenemos que detener nosotros mismos, un hecho que parece difícil.

Difícil y lejana se ve la solución, si seguimos justificándonos en lugar de ponernos a construir nuevos espacios tanto físicos como emocionales, en los que tenga cabida el respeto y el apoyo hacia las mujeres.

Este 9 de marzo, mientras tenemos un día sin mujeres, reflexionemos sobre lo que nos hace falta por hacer como hombres y, pues hagámoslo, que este no sea un día inhábil más.

Gabriel AvilésUN DÍA INHÁBIL, ROBERTO CARDOZO
read more