A pulso de tinta

Las Flores Carnívoras Parecen Indefensas, Gabriel Avilés

No comments

1

Escribo de nuevo a tu falaz lobreguez mientras Chad Baker me seduce con su música, los ventanales se deslíen por las hortensias que dejan su perfume  entre gavetas y el tono púrpura de los albores.

Te rememoro con la sutileza del viejo gato que acaricia mis pies para quitarme la absurda dependencia  a tu sexo, a tu boca de otoño, a tus jadeos después del jadeo y me embriago de ti y tu descendencia, esa descendencia que duerme bajo mi lengua.

Sabes las hortensias están cansadas, se alejan del  jazz para volver a mi llanto, que dice ante el mutismo, te encontrare aún en los pistilos de adustas flores cuya fuerza se extinguió por la mirada de una Lilith preñada.

2

Garabateo versos para anclar en tus flamas y me plagio las canciones de Silvio, “¿Quién fuera el mítico Simbab”, en mi caso, el Perseo cargando al infinito en acuosa transparencia, gota de llovizna cuya rueca se adentra a tus córneas para encallar en eclipses y no quedar en el puerto de los solitarios.

Te amé sin querer.  Me acostumbre a tu fragancia de Narciso que pedía con aullidos ser amado.

Hoy, lloro por los narcisos que nacerán en otros vientres y no en los nuestros.

3

Te escribo para despedirme, quizá nunca quise el aroma de las flores, prefiero el mar, la consumación de las olas mientras las gaviotas con sus alas pronuncian cualquier nombre menos el tuyo.

Esta tarde de abril, insiste en perder tus ojos entreabiertos, fumo un cigarrillo y las volutas que nacen de mis labios calcinan para siempre tu figura de barro donde hortensias, jacarandas y lirios reposaban  antes de emerger.

Sin embargo, prefiero sentir la arena a medio consumirse, un jazz cuya ruptura nace de las caracolas pero reconozco que aún tienta el olvido, ese olvido que me incita a recorrer por última vez tu pelvis de opio y ceniza.

No puedo, el salitre invade mi cuerpo con muslos desconocidos pero totalmente míos.

4

Salgo a la calles, con estos textos en mano, el cielo se despeja con mis lágrimas y en el parque los niños confunden mis versos con tierra. En tanto, miro el horizonte, estoy más solo que nunca sólo los cuervos reconocen la diferencia entre encono y muerte. Comprendo que las flores fueron el presagio que hoy me dispara a quemarropa, te reíste de mis vigilias, de las baratas metáforas que te ofrendé aún en los estiajes más indolentes.

No te culpo, las flores carnívoras también parecen indefensas.
Recupero mis escamas, la mar se asume en mí como el asfalto.
Hoy, dormiré sin prisa, sin miedo a que el olvido me tiente y despertaré con dos lorazepam en la mano y un vago intento por sobrevivir con  whiskys y  verdes inciensos.

Ilustración: Francisco Javier Alzaga Nava.

Gabriel AvilésLas Flores Carnívoras Parecen Indefensas, Gabriel Avilés
read more

Antínoo Sin Siglos, Gabriel Avilés

No comments

1

Desconfío de tu pubertad

Cigarrillo en mano

Jeans ajustados para ver tus prominencias

Dices:

A cambio de una chela

Salvaje cabrío

Te invito  a un motel

No importa la tarifa

Desdeñas los miedos de este cuarentón

Abres mis ingles

Mientras mi saliva cae en tus pectorales.

 

Tóxico como el humus

Pago hasta que abras los ojos en mis brazos

Yo, rendido a ti

Proclamo esclavitud a tus dunas

Un beso me hace ovillo

Mientras una caricia se apropia de nosotros

 

2

Cervezas más, cervezas menos

Joven truhan que vende intimidad

A cambio de unos billetes

Te incubas

Anfibio deseo

Se comulga por tu vientre

Hostias descienden  a la boca

De un ebrio que se hunde entrepiernas

 

3

Altivo adolescente

Escupes el vaho de tus ósculos

Sobre mi epidermis que hierve

Al apropiarme  de tu semilla

Que trago entre plenilunio y plenilunio

Mientras la cerveza, perfecta excusa

Más allá de ti,

Erotizas tu pelvis sobre el mío

Gabriel AvilésAntínoo Sin Siglos, Gabriel Avilés
read more

Lo Apolíneo y Lo Dionisiaco, Gabriel Avilés

No comments

Hace unos meses, inicié la lectura del libro el Nacimiento de la Tragedia de Nietzsche que explica en este su primer libro, escrito en 1872, los conceptos de lo Apolíneo y lo Dionisiaco en el arte. Estas conceptualizaciones ya antes las había dado a conocer Schopenhauer, sin embargo, me gustaron las ideas expuestas por el creador del El Anticristo.

Aún hoy, muchos eruditos de la Historia del Arte no concuerdan con esas ideas ni con su confrontación y unión para lograr el equilibrio, en mi caso y el de mi grupo de talleristas con los que trabajo semanalmente, el lírico.

A qué se refiere Nietzsche con lo dionisiaco.

Es el creador y sus demonios, el caos, el sentir, la pasión, el instinto, la irracionalidad, la intoxicación personal, su identificación con la naturaleza y no con la sociedad narcisista y gélida actual, al momento de hacer una obra, específicamente, en la lírica se pervive en los poemas de verso libre, con un aliento largo o corto, en ocasiones sin ninguna puntuación y una verdadera rebeldía dentro de lo establecido como estético.

Ejemplo de lo anterior es el dadaísmo y la poesía experimental, en cuanto bardos se puede mencionar a Sabines, Rimbaud, por mencionar algunos, como una muestra perfecta del escritor que adorar su intimidad y la vorágine que hay en ella hasta el paroxismo.

Y lo Apolíneo…

Sucede cuando el artista al hacer una obra sigue un metodismo, disciplina, técnica, orden, disciplina, estudio, decreta lo impersonal por medio de la razón y la lógica, secuestrado por su cultura intelectual, vive en un estado de perfecto sueño, usa el principio de individualización, el cual, se basa en que todo tiene su origen en un ser conceptual y universal cuyo control se manifiesta en el contexto histórico que le toca vivir y conformar con los demás pero con un espíritu egoísta, de autocontrol.

En ese aspecto, lo descrito en el párrafo anterior se puede percibir en la literatura escrita en la edad media, obscura, con rimas consonantes, sextetos, sonetos, técnicas que pretenden contar historias externas al autor como el Mío Cid. En el siglo pasado, los poetas nacionalistas como Ramón López Velarde y hasta cierto punto Octavio Paz, son para mí, los representantes más cercanos a este modo de pensamiento.

Gabriel AvilésLo Apolíneo y Lo Dionisiaco, Gabriel Avilés
read more

Día Internacional de la Discapacidad, Gabriel Avilés

No comments

Yo, no pienso en apariencia pero mi mente abarca las ideas del infinito.

No oigo, aún así, el viento, cómplice mío, me susurra la melancolía de las horas.

Juzgan mi ceguera, sin embargo, la lluvia con sus transparencias me hace vislumbrar viejos horizontes, de vidas pasadas o de una tarde acurrucado en el pecho de mi madre.

No hablo pero las palabras no agonizan en mis labios, al contrario, se liberan de sus estructuras y divulgan sin titubeos, mi vigilia y realidad.

No tengo control sobre mi cuerpo y pregunto: ¿Acaso el sol se mantiene estático?

La gente percibe sólo lo establecido, mientras en mí, el gozo, efervescencia sin límites derrota sillas de ruedas o cualquier impedimento que decline mi vuelo hacia el mar en su inalcanzable cosmos.

¿Por qué?

Nada puede amarrar a un guerrero a una esclavitud que no le pertenece.

El exilio es para los cobardes que a la primera caída se arropan de fracaso.

 

Gabriel AvilésDía Internacional de la Discapacidad, Gabriel Avilés
read more

La Homosexualidad en la Literatura, Gabriel Avilés

No comments

Este próximo lunes 2 de diciembre a las 19:00 hrs., estaré en una mesa panel hablando sobre La Homosexualidad en la Literatura, contenido interesante poco hablado  y poco tratado en los distintos eventos literarios que se realizan en México cada año, sin embargo existe y se escribe mucho acerca de éste; por ello, felicito a Miguel Manjarrez por ser el organizador de esta actividad que se efectuará en la Biblioteca Central Manuel Cepeda Pereza en la ciudad de Mérida.

Asimismo, un honor, tener como acompañantes para abordar este tema al propio Manjarrez, al Pbro. Raúl Lugo y al Dr. Pbro. José Viera; todos ellos, conocedores de esta literatura que aún en este siglo XXI sigue estando bastante velada por parte de la sociedad y los propios lectores, sin embargo, los literatos mexicanos que han escrito de ella son muchos, de acuerdo al ensayo La Literatura Homosexual que se halla dentro del Diccionario de la Literatura Mexicana. En este tratado mencionan a:

“En las últimas décadas, varios autores se han abocado al tema homosexual. Alberto Dallal publicó Las ínsulas extrañas (1970), Mocambo (1976) y Todo el hilo (1986); Rodríguez Cetina escribió El desconocido (1977) y Flashback (1982); Luis González de Alba presentó El vino de los bravos (1981), Agapi mu (amor mío) (1993) y Jacobo el suplantador (1988); Jorge Arturo Ojeda publicó la novela Octavio (1982); Carlos Eduardo Turón dio a conocer Sobre esta piedra (1981), y José Rafael Calva produjo el libro de cuentos Parte del horizonte (1982) y la novela Utopía gay (1982), donde presenta lo absurdo de la visión de los machistas sobre la homosexualidad. Con esta novela obtuvo el segundo lugar en el segundo certamen “50 años del Nacional”.

Como poeta, considero, importante ir a la Biblia para encontrar pasajes homosexuales que se justifica con la falacia es la relación del hombre con Dios cuando en la realidad y de acuerdo a investigaciones realizadas demuestran que es el amor de un hombre por otro hombre, lo anterior, se puede ver y profundidad en el Antiguo Testamento sobre todo en los siguientes escritos bíblicos: El pecado de Sodoma, Los Prostitutos Sagrados y en la Prohibición de Levítico.

De acuerdo, a los datos que he obtenido, los judíos no odiaban la homosexualidad como tal sino que para su pueblo era importante la procreación y la descendencia, para ellos, el esperma era sagrado y desperdiciarlo con otro hombre no era lo más adecuado para preservar a su pueblo.

Muy al contrario, en el Nuevo Testamento teniendo como protagonista a Jesucristo, éste rompió con las costumbres y tradiciones escritas por la comunidad judía; se puede decir que él como un hombre rebelde e hijo de Dios tenía la tarea de enseñar a amar sin prejuicios, en los cuatro evangelios se percibe a un Jesús que amaba a los hombres, a sus discípulos, tal como se escribe cuando es entregado por Judas con un beso en la mejilla.

Así podría seguirme con la historia de la literatura homosexual pasando por Grecia, Roma, la Edad Media, el Renacimiento donde la mayoría de los artistas eran homosexuales, en fin, la literatura homosexual es una constante en la historia, al referirme al término homosexual también me refiero a la literatura lésbica, una gran representante de ella es Safo.

Y en lo que más me agrada, la poesía, hay grandes expositores de este vitral literario, sin embargo, mis gusto por el texto gay inicia con Paul Verlaine, Rimbaud, Wilde, de México, la generación de Los Contemporáneos, García Lorca, Cavafis y una fuente interminable de autores que están muy bien cuidados en mi biblioteca personal.

En lo personal, mi poesía, la defino como erótica gay desde el libro Cartas para la Hoguera de 1999 pues en este poemario voy desgranando la verdadera esencia de mi trabajo lírico; sin embargo, los versos son tan sutiles que cualquier lector sin importar su preferencia sexual puede adueñarse de ellos.

Para finalizar reitero la invitación a esta mesa panel que se efectuará el lunes 2 de diciembre a las 19:00 hrs., en la Biblioteca Central Manuel Cepeda Peraza, entrada libre.

Gabriel AvilésLa Homosexualidad en la Literatura, Gabriel Avilés
read more

Antínoo sin siglos, Gabriel Avilés

No comments

Desconfío de tu pubertad

Cigarrillo en mano

Jeans ajustados para ver tus prominencias

 

Dices:

Invita a una chela

 

Salvaje cabrío

Te invito  a un motel

No importa la tarifa

Masturbas los miedos de este cuarentón

Abres mis ingles

Las besas

Mientras mi semen cae en tus pectorales.

 

Tóxico como el humus

Pago hasta que abras los ojos en mis brazos

Mi esposa espera

Yo, rendido a ti

Proclamo la esclavitud a tus reflejos

 

Un beso me hace ovillo de tu sexo

 

Mientras la sodomía se apropia de nosotros

Gabriel AvilésAntínoo sin siglos, Gabriel Avilés
read more

Cronista de Jazz, Jaime Villegas

No comments

Todo lo que toco es diferente, diferente melodía,

diferente armonía, diferente  estructura.

Thelonious Monk

Hace algunos años conocí a Jaime Villegas, desde entonces he ido descubriendo como cada nota de jazz se involucra con su trazo para volverse  un entorno, un ambiente consagrado a ese género musical, cuyo nacimiento se remonta  a  New Orleáns vinculando a los músicos de diversas generaciones sin importar el contexto espacio-tiempo.

El jazz es una imagen sonora, ambigua donde los silencios y los contrastes del ritmo  le dan un matiz etéreo pero firme  a la melodía. En el caso de Villegas utiliza estos elementos para crear atmósferas imprecisas, subyugantes de un mundo donde el saxofón, el contrabajo, la guitarra, el piano y una buena voz remiten a paisajes, surrealismos, un cubismo inexacto o el  estilo abstracto con técnicas de sorpresa, así ante estas contradicciones, Jaime vislumbra  formas y recrea el sentir de los músicos que se divierten en otros espacios, en otras esferas, cada uno con sus respectivos enigmas, estigmas, misterios.

Si pudiera definir el trabajo pictórico de Jaime Villegas y el Jazz a través de un poeta, creo que el más  indicado sería Oliverio Girondo, específicamente en su poemario En la masmédula (1946). Uno de los poemas contenidos en este título, en lo personal reflejan los acordes  y la labor creativa de la pintura fusionada con el ritmo jazzístico:

De  oleaje tú de entregas de redividas muertes

en el la maramor

plenamente amada

tu néctar piel de pétalo desnuda.

La labor de  Jaime no sólo es la de pintar un momento donde la música es parte fundamental, sino conforme han pasado los años, cada dibujo creado se ha vuelto  una crónica visual, una permanencia, el pasado y presente de un movimiento musical que en nuestra ciudad permanece en constante renovación. Nombres como Juan D’Anyélica, Chucho Valdez Jr., Mario Patrón, Hiram Gómez, en este momento vienen a la memoria, otros se escapan, pero gracias al cronista del jazz  quedaran en los anales cancunenses y quizá traspasen las fronteras de los sueños.

En cada dibujo este admirador de experiencias musicales, no sólo reinvent las figuras de los ejecutantes, también involucra a los oyentes, a los seres anónimos y eso conlleva a un cúmulo de expresiones y elementos congruentes de su estética personal  a la estética contemporánea y como puente absoluto la complejidad que se esparce por Cancún, nadie somos todos, todos somos nadie.

Jaime Villegas recrea un mundo análogo a los sonidos cálidos del saxofón, la libertad y contraste de los solos, el mensaje onírico de la música, el jazz clásico y jazz fusionado con ritmos latinos, del flamenco y  los ritmos africanos, la alquimia de Bessie Smith, Miles Davis o el jazz fusión de Juan D´Anyélica, texturas del alma registradas de manera nítida por un hombre que toma a la pintura como instrumento para alcanzar en los preámbulos de la madrugada  la seducción de los sonidos.

Gabriel AvilésCronista de Jazz, Jaime Villegas
read more

De Golpe al Vacío, Gabriel Avilés

No comments

Me despierto y se desgaja mi faz,

taciturno añoro los brazos de mi abuela

en época de lluvia cuando repetía: No temas a los rayos,

toda tempestad trae consigo el ardor de la calma,

este día abruma a los infieles después del adulterio.

 

De mis manos caen ampollas.

 

Pesadillas se conjugan con la muerte,

ruptura aparente con la cruel melancolía,

el efebo con el cual forniqué, dormita en el sueño de una doncella.

 

Veo el calendario, miércoles sin ceniza,

evocando al niño

repitiendo con tedio el rosario

y después de 45 años.

En mí, la autodestrucción es adictiva.

Los minutos se adueñan de las eras,

desnudo, bebo un café combinado con tabaco,

las pastillas depresivas y el vapor del agua empañan espejos.

 

A la hora de afeitarme,

un filo dibuja la imagen del que no soy,

escribe sobre vidrios,

me abandona. Despacio arranco

Supuras, sin pensarlo me ofrendo en sacrificio.

Solo

Con el corazón envuelto en púas

Retorno al círculo de la muerte

Nadie me acompaña, incluso

El tiempo retorna a su hedor

 

Mi vientre arroja malas palabras

Nada por hacer

Ciego

Mutilado de las piernas

En una mano llevo vestigios

Y en la otra lágrimas

Exhalo

Nocturnas inmundicias

Mientras mi alma se sumerge

En eternos suicidios

 

Los días distorsionan

Mi inútil voz y la asen

Con desprecio

De golpe al vacío

Asesino en serie,

Bruma y tormenta se condensan

Conjugando verbos en pretérito

Mientras una liturgia sale de las fumarolas

Del cigarrillo y guardo el sufrimiento.

Los crustáceos se denigran en cuaresma,

Un daguerrotipo se amarra a la espuma,

Vierte en mí

El tragaluz de un laberinto hasta saciar

Calendarios que borran este día con oxido

Mientras beso con fiereza retazos de fuego.

Y sigo

De

Golpe

Al

Vacío

Gabriel AvilésDe Golpe al Vacío, Gabriel Avilés
read more

Alquimia de Aguas Decantadas o la Libertad Creadora, Gabriel Avilés

2 comments

Esta semana se presentó la antología Alquimia de Aguas Decantadas, libro que reúne a 25 escritores de diversas partes del país. Este proyecto editorial fue pensado, creado y desarrollado por la escritora y gestora cultural Lucila May Peña.

Este compendio surge de una actividad realizada en el encuentro literario De Península a Península de este año. La idea era encerrar a los escritores durante doce horas para escribir sobre una temática en particular, así,  fue naciendo esta gran alquimia literaria, llena de pláticas nocturnas entre creadores,  de versos hilados conforme pasaron las horas, de corregir y hacer, El resultado no pudo haber sido mejor, un excelente volumen de la poesía mexicana actual.

Además, cuenta con el respaldo de la editorial Tinta Nueva, una de las más respetadas en nuestro país y el extranjero en cuestión de ediciones independientes, dirigida de manera idónea por Federico Corral Vallejo desde hace 22 años, lo cual representa otro acierto no sólo para los participantes, de igual manera para May Peña que con este libro se perfila como una de las gestoras culturales más importantes a nivel nacional pues demostró que se puede hacer una labor cultural con esfuerzo  y un trabajo constante.

Los 25 literatos que engalanan Alquimias de Aguas Decantadas son: Anja Aguilera,  Héctor Cabañas Marrufo, Jorge Luis Canche Escamilla, Isabel Cristina Cetina Castillo,  Carlos Francisco Chablé Mendoza,  León de Almeida, Guadalupe  Gálvez Álvarez, María Teresa Gutiérrez, Claudia Islas Coronel, Gina Kincowitch, Abdul S. Machi, Sylvia Teresa Manríquez, Ignacio Mondaca Romero,  Rubén Naíl Marín,  Cristian Peña Poot, Irene Piña Alberto,  Miguel Reinoso, Georgina Rosado Rosado, Reyna Valenzuela Contreras, Horacio Gabriel Saavedra Castillo, Oscar Zárate, Gerardo Zetina, este que escribe, y por supuesto, la gestora de este manjar literario Lucila May Peña.

Definitivamente, esta antología tiene tres virtudes que se perciben desde su portada y sus primeras líneas: oficio, libertad creadora y cuidado a la hora de desarrollar la poesía y narrativa que confluyen en cada una de sus páginas, vayan pues estas alquimias de aguas decantadas a todo lector que tenga sed de leer buena literatura.

Asimismo, confío que el próximo año,  en el encuentro, De Península a Península se consiga una antología con un mayor número de escritores y que la iniciativa de May Peña siga haciendo de los sueños, grandes realidades, sin importar, las adversidades, a las cuales se enfrenta para conseguir que la literatura se siga propagando por el mundo.

Felicito, a esos 25 valientes que se atrevieron a confiar en su talento, en una idea, hoy concreta y en una mujer que ha tomado el arte, particularmente, la literatura como forma necesaria para escribir su propia historia.

Alquimia de Aguas Decantadas, 130 pag.

Editorial Tinta Nueva, CDMX, 2019.

Gabriel AvilésAlquimia de Aguas Decantadas o la Libertad Creadora, Gabriel Avilés
read more

La discapacidad y yo, reconciliación

No comments

Este próximo jueves 7 de noviembre en punto de las 18:30 hrs., estaré en las instalaciones del Partido del Trabajo dando mi primera plática acerca de la discapacidad, en este caso, de la motriz, como aprender a trabajar con ella con la finalidad de alcanzar objetivos y metas a mediano o largo plazo.

Esta charla se centra en mi experiencia de vida, sin caer en un tono de misericordia o compasión, al contrario, mi vida no es una fuente de inspiración como mucha gente cree, soy un ser humano como todos que ha tenido sus altibajos y sin embargo, gracias a mi necedad por ser alguien en la vida, sobrevivo.

No soy de esos oradores que se esperan den consejos porque ni yo mismo los puedo manejar de ese modo, simplemente, platicaré que circunstancias me han llevado a reconciliarme con la discapacidad motriz que tengo y a partir de entender ese acompañamiento de por vida como ser mejor persona, profesional y hombre.

La sesión durará de 30 a 45 minutos por ser la primera vez que hago este tipo de actividad, lo cual, también implica un reto, el reto de hablar en público pues cuando estoy parado frente a las persona me da pánico escénico así que ando preparándome para ese día y para las próximas fechas que se generarán a partir de ahí.

Esta actividad la realizo con la finalidad de generar un cambio en la perspectiva de las personas y sus percepciones acerca de la gente discapacitada donde la mayoría cree que todos tenemos la misma, la cerebral cuando en realidad hay muchos vértices de discapacidad, asimismo, como algunos padres de familia infunden a sus hijos el miedo hacia nosotros por ignorancia y prejuicios, ante ello, siento que debe haber una voz que cambie ese chip tan negativo y tan fuera de contexto para crear una verdadera inclusión.

Por otra parte, tendré la fuerza para quitar dudas, miedos e inseguridades, hace un rato, estaba leyendo la biografía de la escritora Helen Keller, la cual pese a ser sordomuda  tuvo el coraje para luchar por sus ideales como que le dieran a la mujer el derecho de votar, además de ser una escritora social empoderada y que le abrió los ojos al mundo, sin embargo, cuando le propusieron matrimonio, la sociedad dijo no pues en su época no estaba bien visto ese tipo de uniones como hasta la fecha en algunos lugares del mundo, incluyendo México, ese  México prejuicioso y con una doble moral que bastante bien conocemos.

La sociedad mexicana, en particular la del sureste, en su gran mayoría, no toda, aclaro, piensan que los discapacitados sólo pueden tener trabajo de “cerillitos”, de “seguridad” o empaquetadores, una verdadera falacia. Clara muestra que se puede tener un prestigio y una verdadera carrera es éste que escribe.

Para terminar les recuerdo nuestra cita, el jueves 7 de noviembre a las 18:30 hrs., en las instalaciones del Partido del Trabajo y no dejen de entrar a mi sitio: www.gabriel-aviles.com

Gabriel AvilésLa discapacidad y yo, reconciliación
read more