Roberto Cardozo

robertocardozo

Es maestro de matemáticas. Nació el 6 de octubre de 1975 en Mérida, Yucatán. Ha publicado la plaquette de poesía En los ojos la noche (2011), Editorial La Catarsis Literaria El drenaje) y ha sido antologado en antología de Microrelats Negres del Centro Cultural La Bòbila (Barcelona, 2012), donde obtuvo el premio del público; así como en la Antología Poética en la revista Rojo Siena (2014). En 2016 fue incluido en Karst. Escritores de la península yucateca y escribe la columna Mi punto de risa en la revista delatripa. Narrativa y algo más.

La Sutil Violencia, Roberto Cardozo

No comments

-Wey, no vayas a subir fotos de la fiesta -comenta con preocupación.

-¿Te regañan? -contesta, en alusión a la pareja.

-No mamen, yo le dije que iba a estar con ustedes -termina una tercera persona-, vengan a tomarse una foto conmigo, para que me crea.

Ahora que viene una temporada muy alta en cuestiones de fiestas y reuniones de amigos, esta situación será completamente común entre los jóvenes. Común, pero no por eso correcta. Una de las formas más sutiles y difundidas de violencia es el control de las actividades que realizan las personas en una relación, sutil, pero que pueden dar inicio a formas más profundas de violencia.

Debemos tener muy claro que hay una diferencia muy frágil entre la preocupación de tu pareja y la manipulación deliberada con fines de control, que irá, invariablemente, mermando tu autoestima y tu amor propio hasta depender en la totalidad de la otra persona.

Tenemos tan arraigadas estas dinámicas arcaicas en las relaciones de pareja, que resulta complicado erradicarlas, potenciadas por las herramientas tecnológicas actuales. Pero esto hace que debamos estar más comprometidos con la identificación y la solución a estas situaciones para que dejen de manifestarse.

Algo que debe preocuparnos sobremanera, es que estos jóvenes sin conflictos personales resueltos, son quienes están ocupando cargos de influencia entre adolescentes, como la docencia. Entonces, quienes están encargados de formar a los ciudadanos mexicanos, con un pleno desarrollo de sus competencias, son quienes menos se han desarrollado de manera armónica.

Es un fenómeno social difícil de entender, sobre todo cuando apenas estamos empezando a hablar abiertamente del mismo, soltando recientemente las amarras sociales y morales que nos han impuesto durante muchos años. Pero que poco a poco van rompiendo con estos esquemas de machismo arraigado porque, repito, lo normal no necesariamente es lo correcto.

Para entender esto, tendríamos que analizar las situaciones por las que pasa una persona para que su única manera de sentirse bien sea controlando a otra persona, indagar en su historia personal sobre los hechos que le han llevado a este comportamiento violento.

Si notas que podrías estar en una situación como esta, te invito a reflexionar y analizar intentando quitarte la venda del enamoramiento, tener honestidad hacia ti y buscar ayuda, si acaso sientes que no puedes salir tan fácil del problema. Recuerda que todos podemos ser violentos si dejamos que la violencia vaya permeando en nuestros actos cotidianos.

Roberto CardozoLa Sutil Violencia, Roberto Cardozo
read more

La Única Discapacidad Es La Ignorancia, Roberto Cardozo

No comments

Cada 3 de diciembre se conmemora el día internacional para las personas con discapacidad, en el que se pretende sensibilizar a toda la sociedad acerca del papel que juegan las personas con algún tipo de discapacidad en la misma.

Desde sus inicios, uno de sus propósitos ha sido generar conciencia para que se lleven a cabo acciones en pro de la inclusión, aunque, seamos honestos, con muy poco éxito a nivel global. El problema nace porque en una sociedad regida por intereses económicos, toda persona que no aporte en este rubro, suele ser discriminada o excluida.

Al pasar esto, es natural que no nos preocupemos por sus necesidades y, por ende, no las veamos como parte importante de la sociedad.  Sin embargo, estas personas existen y tienen todo el derecho de utilizar todos los beneficios de vivir en sociedad, tal como cualquier persona los disfruta.

Al no contar con estos espacios, o viendo que los espacios están preparados de tal manera que se mantiene la desventaja, es que resulta aún más urgente replantear las maneras en las que pretendemos integrar a las personas con discapacidad.

La discriminación está muy arraigada, de tal manera que, incluso las autoridades se han encargado de mantener estas situaciones al no establecer políticas que de verdad estén pensadas desde un punto de vista inclusivo y desde la perspectiva de que todas las personas tenemos los mismos derechos.

En Yucatán, este menosprecio se ha visito reflejado con los recortes gubernamentales a convenios establecidos con fundaciones que se dedican a dar asistencia a las personas con discapacidad, bajo el alegato de que son las propias autoridades quienes deben garantizar estas atenciones. Todo esto es lo ideal, pero la realidad es que los centros que pertenecen al gobierno para tal efecto, son insuficientes o no tienen la capacidad de atención como tienen las demás organizaciones, dando como resultado que se viene un retroceso en los servicios que hasta ahora habían recibido las personas con discapacidad y que no se ve una fecha cercana para que el gobierno estatal pueda atender realmente todas las necesidades específicas de la población.

Urge que se trabaje en pos de una verdadera estrategia de inclusión, partiendo de lo más apremiante, que es la atención integral. Cuando esto empiece a suceder, sin esperar tanto tiempo, se debe continuar el trabajo para establecer leyes que garanticen que una persona con discapacidad pueda disfrutar de todos los espacios públicos de una manera digna.

Roberto CardozoLa Única Discapacidad Es La Ignorancia, Roberto Cardozo
read more

Navidades y Soledades, Roberto Cardozo

No comments

En estas épocas se llenan los albergues, mañana deben llegar algunos a internarse -Me comentó Henry, un voluntario del albergue al que fui a hacer unas entrevistas y grabar algunas tomas en video. También me comentó que sabe de personas que comenten delitos como robos con tal de que sean arrestados y encarcelados para poder pasar estas épocas navideñas con alguna compañía, porque es la única manera de que puedan tener acceso a algún tipo de celebración de la temporada.

Es bien sabido que el ser humano es gregario por naturaleza y que se mueve en círculos sociales que le permitan una identidad y sentido de pertenencia. A esto tenemos que sumarle que los medios de comunicación y las campañas publicitarias nos veden la idea de que esta temporada es de completa felicidad y de reuniones entre amigos y familiares.

Partiendo de esto, si sabemos que algunas personas, por los vericuetos de la vida, se van quedando sin el núcleo familiar ni de amistades que le permitan sentirse parte de un círculo y que la soledad es una loza muy pesada para las espaldas de los solitarios.

En esta necesidad de afecto, los seres humanos somos capaces de hacer cualquier cosa, algo que no debe asustarnos, debido a que son estos estímulos los que nos llevan a reunirnos.

Cuando nos reunimos en grupos sociales, es normal sentirnos protegidos por el mismo grupo; en contraparte, la soledad, que deja una sensación de vacío emocional y desamparo. Incluso esa sensación de desamparo, si se maneja de manera adecuada, podría ser conveniente para algunas personas. Sin embargo, la publicidad, las redes sociales y la misma sociedad en general, se han encargado de vendernos la idea de que en estas fechas tenemos qué reunirnos con la familia y los amigos, poniendo en nuestras cabezas la idea de que necesitamos esas reuniones para hacer frente a la soledad. En este punto regresamos al inicio en el que hay personas que por distintas situaciones no tienen acceso a este ideal que nos han enseñado desde niños. Esta necesidad es la que nos lleva a buscar alternativas que suplan las carencias, sobre todo cuando se agudizan si estamos en situación de desventaja social.

Es por eso que se hace necesario voltear nuestras miradas hacia ese sector de la sociedad que solemos ignorar, aquellas personas que no están dentro de nuestros estándares de una sociedad regularizada por un sistema que excluye aquello que rompe con la normalidad.

Es muy fácil mantener los ojos cerrados hacia estos sectores, decir que probablemente se merecen la vida que tienen y que no son nuestra responsabilidad. Todo esto es muy fácil, pero si nos deseamos lo mejor entre nuestros amigos y familiares, si le deseamos una feliz navidad o un próspero año a los desconocidos en la calle, por qué no hacerlo con las personas en desventaja social.

La invitación es a dedicar un tiempo para la reflexión y un tiempo para brindar un poco de esperanza a las personas que lo necesitan más, aquellas que viven en abandono, no necesariamente físico.

Roberto CardozoNavidades y Soledades, Roberto Cardozo
read more

Día del hombre, Roberto Cardozo

No comments

Desde 1999, se celebra el día internacional del hombre. Aunque sin tanto éxito, esta celebración pretende promover la salud integral, con la finalidad de crear conciencia sobre temas de impacto emocional, físico, social y espiritual, relativos al hombre. Este movimiento no ha tenido mucho éxito, propiamente porque se ha banalizado incluso desde antes de que se masifique, como se pudo notar en las redes sociales, en las que se hablaba de una especie de fiesta en la que se tenía que felicitar a los hombres y darles regalos. Nada más alejado de la realidad.

Como todos pudimos ver, esta celebración es una más que pasará a la historia como el día en que habrá menciones discursivas que se quedarán en eso, en el mero discurso.

El día no es malo por sí mismo, me parece muy importante que los hombres tengan un espacio libre de violencia en el que puedan desarrollarse armónicamente, puesto que esta violencia es la detonante de situaciones que podrían prevenirse desde la propia raíz, como lo es el hombre.

Estoy consciente de que, en las mujeres, el impacto de la violencia sistémica es mayor, porque el hombre se desarrolló históricamente en un ambiente social que le dio ventaja; sin embargo, también hay que reconocer que mientras este sistema violento se siga dando, los hombres continuarán con el comportamiento negativo. Esto hace urgente que se lleven a cabo acciones en las que se visibilice como algo natural y positivo, el desarrollo de modelos masculinos libres de violencia; así como aquellas que ayuden al hombre a crecer en condiciones de salud física y mental más adecuadas.

Todo esto nos llevará a establecer las condiciones para una sociedad libre de violencia, un mundo mejor y más seguro en el que se garanticen las condiciones para el desarrollo libre de las personas en busca de alcanzar la plenitud potencial humana.

Roberto CardozoDía del hombre, Roberto Cardozo
read more

Donación de Sangre, Roberto Cardozo

No comments

Son las 8:30 de la mañana, estoy saliendo de dar una clase en mi escuela y vine al hospital a donar sangre. Desde que llegué, me han atendido con toda la amabilidad y me explicaron en qué consiste el proceso, me han preguntado por algunos detalles de la dieta y cuestiones médicas recientes. Me dicen que espere. Pasado un rato, me llaman y me sacan una pequeña muestra, salgo y espero de nuevo. Más tarde, me atiende una enfermera que me hace una pequeña entrevista sobre algunos hábitos vitales, ahora me pide que me recueste en una silla especial para los sangrados.

Espero un minuto, me aplican la aguja, me piden que abra y cierre la mano, es el proceso exacto de la donación. Pasados unos cinco minutos, se oye un pitido y me retiran la aguja, me piden que espere un rato en la misma posición mientras me preguntan si me siento bien. Hasta ahora todo bien, aunque me siento un poco mareado. Al rato, me piden que pase a una salita donde me sirven un desayuno que consiste en un jugo de naranja, un sándwich y una manzana, que coma lento. Terminando, lleno un último cuestionario y me entregan dos hojas, una es la constancia de donación, misma que le servirá al paciente y la segunda es para pasar a recoger los resultados de unos análisis que tendré de manera gratuita y que estarán listos en dos días. Han pasado dos horas en total desde que llegué, localizo a los familiares del paciente, platico con ellos un rato, no puedo pasar a saludar a mi amigo por la gravedad de su situación, pero le dejo un mensaje, me despido y me retiro.

Pocas veces tenemos la oportunidad de ayudar de una manera más comprometida como cuando donamos vida. Hace unos días, supe de un amigo que necesitaba donadores de sangre y plaquetas, notando que muchos de los que nos invitaron, declinaban aduciendo motivos diversos. Aún no entiendo por qué tanto miedo a las agujas o al hecho de perder un poco de sangre, misma que se recupera en un par de días.

Por otro lado, tenemos a una persona que su vida depende de una transfusión y no podemos ponernos a pensar en nuestros miedos por encima de la persona a la que podemos ayudar de esta manera. Somos seres que protegemos nuestra integridad por instinto y nuestro mismo instinto de conservación nos dice que perder sangre conlleva un riesgo; sin embargo, nuestra identidad social, reconociendo que formamos parte de clanes que también deben mantenerse en conservación, debemos sentir que tenemos que hacer algo por la armonía del mismo.

Donar no es tan difícil realmente. Todo el proceso es un poco tardado, pero el acto propio de la donación de sangre dura aproximadamente cinco minutos. Es un pinchazo que, si bien, duele un poco, no es algo que ponga en peligro nuestras vidas y, en lo que nos ponemos a pensar en el dolor, ya habrán pasado los cinco minutos.

Roberto CardozoDonación de Sangre, Roberto Cardozo
read more

Lo absurdo de las tradiciones, Roberto Cardozo

No comments

Cada año, en estas fechas tan importantes en casi todo el mundo, que van desde la celebración del Halloween hasta el año nuevo, se renueva el debate por las tradiciones y la conservación de las mismas. Sobre todo, en las redes sociales, las benditas redes sociales, podemos leer comentarios en los que se exaltan un supuesto amor por conservar las costumbres a las que nos sentimos arraigados.

Por una parte, es muy importante sentir un arraigo que nos permita evaluarnos y evaluar nuestras vidas para tener parámetros sobre los avances o retrocesos que vamos teniendo a lo largo de las mismas. Pero no podemos sentarnos a esperar a que las viejas tradiciones se mantengan inamovibles a lo largo del paso del tiempo. Los hábitos sociales son dinámicos y los cambios suelen estresar a muchas personas, ya que no logran dinamizar también sus mentes y terminan odiando a las nuevas generaciones por hacer cosas distintas.

Tenemos que reconocer que las sociedades se van marcando por la historia, pero también a partir de ella van modelando sus formas de conformarse, dando como resultado nuevas fórmulas que inciden en las prácticas que solemos llamar tradiciones. En este sentido, pude notar cómo cambió, por poner un ejemplo, que las personas pasaran de tomar pozole en la milpa, a llevar su refresco embotellado. Fui testigo de cómo mi abuelo pasó de llevar un pan a llevar su “paquetín” de galletas cuando se iba a trabajar.

Pasa lo mismo con la celebración del día de muertos y las celebraciones relacionadas. Las generaciones viejas crecimos con una manera de expresarlas y los más jóvenes están teniendo nuevas manifestaciones de las tradiciones. Entendámoslo, no podemos evitar estos cambios, aunque nada nos impide quejarnos y decir que los tiempos pasados fueron mejores.

En este sentido, encuentro absurdo intentar mantener las tradiciones, cualesquiera que sean, porque finalmente van a terminar modificándose. No hay nada mejor que adaptarse a los cambios del tiempo y evolucionar con los mismos. Bueno, también disfruto mucho de agitar mi bastón virtual cuando despotrico en contra de las cosas que hacen los jóvenes y que en mi época fueron impensables.

Roberto CardozoLo absurdo de las tradiciones, Roberto Cardozo
read more