Gabriel Avilés

gabrielaviles

Mérida, Yucatán, 1974. Escritor, promotor cultural, poeta, productor de televisión y radio, locutor, conferencista y editor. Autor, entre otros libros, de "Presagios", "Cartas para la hoguera" y "A la deriva del infinito".

Un origen, un exilio y un reencuentro con Milan Kundera, Norma Salazar

No comments

Milan Kundera nació un 1 de abril del año 1929, Brno una ciudad innovadora de la República Checa. A partir del año 1975 vive en Francia para el año 1985 se le otorga la ciudadanía francesa. Kundera como buen eslavo hace un repaso, no actúa como disidente, como un declarante de las hecatombes ulteriores que tuvo la primavera roja de aquella Europa central más directo a la extinta URSS;  ha desentrañado a través de su caja-memoria los convulsos acontecimientos del siglo XX, con una sólida obra ha escrito bajo las lenguas checa y francesa a través de su valiosa experiencia con una larga travesía por otras naciones. Kundera resiste el hecho de ubicarse en otra patria, medida ajena a su propia voluntad, lo nombró en su momento “Acto de libertad” sin perder la cordura de lo traumático al contrario va reescribiendo de forma sagaz la paradoja de la pertenencia a sus orígenes. En sus inicios literarios se opuso al régimen de su país primordialmente en los temas culturales, las políticas culturales esto lo llevó a escribir La broma (1950) señala el declive del socialismo checo rememora los apuros de una sociedad invadida de corrupción. Este libro fue muy bien acogido a nivel internacional siendo todo lo opuesto en la antigua Checoslovaquia, pues, fue censurado y en el año 1975  fue señalado “persona non grata” obligado a abandonar su nación. Ya, en su exilio escribiría otro contundente título La insoportable levedad del ser (1986) su narración nos envuelve aquella Checoslovaquia comunista y existencialista y menos política, adonde su destreza escritural es por mucho más sensible, refleja el espejo de la desventura humana; en un cosmos en el que absolutamente nada y de que nadie pueden estar seguros mucho menos de sí mismos. Ésta miseria humana la confronta como un  leitmotiv, reitero amable lector, con una nueva escritura un nuevo ciclo en su exilio Milan Kundera afirmó en su momento

“Francia es lo que yo elegí es mi libertad, mi amor. Hace ya siete años

que podría volver a vivir donde nací. Si la vida humana durara

doscientos años, sin duda hubiese elegido compartir mi vida

entre estos dos países. Pero la vida es corta y yo escogí mi libertad

a mis raíces. Si escribo hoy en francés, esto no quiere decir que el

francés haya reemplazado mi lengua materna. Ella es irremplazable,

surgiendo de mi boca antes de empezar a pensar. En cada francés,

cada francés es una búsqueda, una conquista, todo es consciente,

nada va de suyo, cada palabra  es pensada mil veces, todo es aventura,

todo es apuesta. La lengua checa me dice: ¡vuelve a casa traidor!

Pero no obedezco. Prefiero quedarme en la lengua de la que

estoy perdidamente loco de amor”

 

Francia lo ha hecho feliz. Un día dejó Praga se preparó mentalmente para vivir un exilio acompañado por la tristeza por la pérdida de aquél Milan Kundera, pero ¿Por qué se mentalizó con esa premisa? Para comprenderlo debemos analizar en términos psicoanalíticos el origen del sujeto, Jaques Lacan “el inconsciente está estructurado como un lenguaje”, es decir, el inconsciente es el discurso del Otro YO, por ello, nuestro novelista checo puede interpretarse que su lengua materna y la cultura natal es su espejo interior el más honesto.

En términos lacanianos señala que el significante, es decir, la lengua es el resultado de una prohibición, ésta ley prohibida -lo vemos atento lector-, como un incesto cardinal, incesto hijo-madre, reitero, a partir del NO prohibición en la ley del significante que se refiere a lengua-madre, Lacan en el Seminario 10: La angustia lo nombra rasgo unario que está excluido de la creación no puede existir, es aquí, “primer lugar ausencia a partir del cual de allí todo se ordena” en caso particular. Milan Kundera prestar atención es una víctima por la censura de su natal Checoslovaquia pero redescubrimos que nuestro escritor es OTRO, sí, déjeme enfatizar él experimenta en EL OTRO puede convivir diferente, ahí, a partir de su nueva lengua la francesa se ve como un escritor francés. El punto, una descripción de contenido escritural nuevo, la idea de pertenecer a otra familia reemplazando la otra grafía de sus padres va un estado más elevado. Para Sigmund Freud ésta sustitución entre la correspondencia incestuosa con sus padres y por supuesto a la extranjeridad es tan SOLO una diferenciación con su OTRO YO que está muy marcada en su obra literaria La ignorancia (2000) donde sacude el tema del exilio con sus bemoles, los reconcomios desencontrados al retornar al país de origen asociado a interrogantes de la ¿Noción de patria?  ¿Cultura propia? Dos interrogantes muy complejas La ignorancia hace un informe inquebrantable completamente ignorado por el sujeto con sus orígenes aventajando el contexto  lógico-político sin descuidar el sentido de pérdida accede rotundamente en dar a conocer la coexistencia humana asimismo leemos la experiencia de Irena quien emigra a Francia por la represión del año 1968 revindica una nueva vida, su nueva identidad en el exilio es obvio retrata una escritura autobiográfica. La caída de la cortina de hierro. Irena decide regresar a su país por consejos de sus amigos franceses, ya que saben que ella tiene una profunda nostalgia por no estar en su país, convencida por sus amistades regresa a Checoslovaquia encuentra a una Checoslovaquia transmutada ahí su encuentro con Josef también emigrante, ambos personajes comparten un sentimiento del aciago al estar de vuelta un sentimiento referente a sus orígenes. Termino ávidos lectores Milan Kundera hace énfasis a una ambigüedad que está conectada con la lengua y sus raíces qué no está excluido por el exilio, si bien, esta visible por los emigrantes sus pasados a pesar de estar fracturados.

“en las calles, rodeadas por los checos, el aire de una antigua

familiaridad la acariciaba, y por un instante, la hacía feliz. Más tarde, se sentía

una extraña que quedaba en silencio”

Gabriel AvilésUn origen, un exilio y un reencuentro con Milan Kundera, Norma Salazar
read more

EL VIRUS HUMANO, GLORIA CHÁVEZ VÁSQUEZ

No comments

Qué le pasa a usted hombre! ¿No se da cuenta de que lo están mirando?

Desde afuera. Desde allá, tras ese sol luminoso hay un microscopio apuntando a usted. No. No quise decir telescopio. Como dije primero, es un microscopio electrónico y están observando sus movimientos.

¿Qué le importa que le observen?

No se desanime, con un poco de paciencia le llegará a importar lo suficiente como para sentirse importante.

Pero, no se sienta importante. No se deje llevar por sus impulsos. Piense. Razone y dese cuenta de que si le están observando con un microscopio, es porque debe de ser usted muy pequeño. Y sin sentirlo realmente, si usted adquiere conciencia de esta pequeñez, le va a entrar una claustrofobia tan aguda que habrá que buscarle un terapista rápidamente.

Respire, deténgase y respire de nuevo. Todo el aire del universo es suyo y esa conciencia de lo infinito le amenaza con la acrofobia. Quienquiera que lo observe no desea más que someterlo a un análisis. A un estudio detallado de su persona o, digamos más apropiadamente, de su partícula.

Muévase todo lo que quiera, desde luego, el espacio en que usted se mueve es relativamente infinito, así que no importa que usted corra sin parar por largo tiempo. No avanzará mucho. No cubrirá toda la distancia necesaria para salir del radio de observación. Y suponiendo que lo logre, una pinza tan desordenadamente gigantesca, tanto que ni usted se hará consciente de su forma y la interpretará como una energía, o una fuerza cualquiera, le devolverá a su lugar epicéntrico.

Pero no se desespere; si usted agudiza la visión y tiene un poco de fe, verá a un par de personas en idéntica situación. No se preocupe por ellas; están igualmente preocupadas en su propia supervivencia.

Concéntrese en lo suyo. Como verá, la luz cambia en intensidad y a veces de colores. Una y otra vez algo como una lluvia de sabores cáusticos y temperaturas variables cae sobre su cuerpo. A veces hay truenos persistentes. De vez en cuando hay un terremoto y el cielo se oscurece como un eclipse. En cada uno de estos momentos, usted y su corazón palpitan al compás de la muerte. Su observador acaba de descubrir en usted algo muy importante.

Se le acaba de identificar, se le ha dado un nombre…

Es usted el virus humano, causante de la enfermedad más temida en el universo, la que desata explosiones de energía en cadena. El microbio atómico que ataca las regiones del cuerpo universal a la que pertenece esta criatura que lo está clasificando.

 

1                                                                                                    6De la colección de cuentos Opus Americanus.

Gabriel AvilésEL VIRUS HUMANO, GLORIA CHÁVEZ VÁSQUEZ
read more

TU SANGRE SE HIZO CRISANTEMOS, GABRIEL AVILÉS

No comments

Fugaz amante, la lejanía no es incertidumbre cuando se ama. Hace unos días mire tu rostro en la llovizna de una tarde fría y aprisione las veces que escudriñe tu cuerpo, aprisionándome a tus pétreos muslos, en tanto, mi virilidad moría en el sepulcro sin horizonte.

La ciudad se destruye conforme el silicio se impregna al día.

El hombre que fui, se diluyó en buhardillas. En este atardecer, la brisa ofrenda tu aliento, con la cuchilla de la esclavitud. Añoro nuestra última cita cuando me comentaste que te ibas de viaje pero que siempre estarías a mi lado como un poema inconstante. Se desvaneció esa promesa pero al sentirte de nuevo en esta crisis escondida con alcohol y antidepresivos que no desdeñan el olor de tu afilado dorso.

Sabes, los infieles ultrajan lo perfecto, tú construiste ruinas, enterándome por el llanto de mujeres y hombres que esperaban su destino con el I Ching y algunas runas. Durante semanas busque tu instinto, me ahogué en gritos, en lágrimas de mi hombría devaluada, recorrí ciudadelas y pueblos, pero hace dos días, halle entre áridas tierras, algunas gotas de tu sangre y las adherí al espíritu, diamantes al filo del carbón.

El oscurecer inicia, respondo a una metáfora concebida por tus ausencias, sé que oyes mis versos simples y desgraciados.

Tu sangre se hizo crisantemos, ellos, día a día crecen al sentir el mórbido deseo del retorno mientras un moribundo cae al precipicio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gabriel AvilésTU SANGRE SE HIZO CRISANTEMOS, GABRIEL AVILÉS
read more

Privilegios en Cuarentena, Roberto Cardozo

No comments

Desde temprano me levanto, como es mi costumbre. A las seis con treinta de la mañana ya tengo un café caliente en la panza. Sin azúcar. Reviso algunos trabajos que me han enviado mis alumnos, a las ocho tengo una video llamada con otro alumno al que estoy asesorando en la elaboración de su documento con el que se titulará. A las nueve reviso las actividades de un curso en línea que estoy tomando, a las diez otro curso. Ente tanto, mis ideas se entrelazan con preguntas obligatorias: ¿Qué desayunaré? ¿Qué comeré?

Para la tarde estaré revisando qué tarea nueva le enviaré a mis alumnos, mientras mi angustia ahora se va en pensar en alguna actividad recreativa; quizá un poco de origami, tal vez algo de dibujo, o tejido.

A través de la ventana, esta barrera que ahora se erige como escudo ante la pandemia, observo a personas pasando por la calle, como es el día que pasa el servicio de recoja de basura, también observo a doña Guille, una vecina que se dedica a la pepena y, a pesar de su edad, no puede dejar de trabajar, precisamente con los materiales que son más peligrosos en estos días.

 

No puedo dejar de tener sentimientos encontrados, sobre todo cuando me descubro con tribulaciones que, en otro momento, podrían ser insustanciales, pero en estas épocas se convierten en esa diferencia entre la cordura y la demencia. Por un lado, la angustia de pensar en qué ocuparé mi tiempo libre que en estos días se ha multiplicado; por el otro, darme cuenta de todas esas personas que están pasando por momentos verdaderamente difíciles, por lo que mis infortunios me parecen simples quejumbres que pierden validez al compararse con las verdaderas tragedias que se irán descubriendo.

 

Esto del distanciamiento social voluntario se está convirtiendo en una nueva marca de la división de clases, no cualquiera puede darse el lujo de mantenerse en casa en esta cuarentena y los que nos quedamos en casa, nos hemos pasado pidiendo, suplicando y exigiendo a los demás que se queden en su casa sin comprender que somos unos privilegiados y que esta situación no debe hacernos sentir moralmente superiores con aquellos que no pueden parar unos días porque de ello depende su alimento.

Hace unos días pude encontrarme en las redes sociales un comentario que me parece que debe llevarnos a la reflexión. Un amigo pedía que tuviéramos la consideración de no estar publicando nuestras actividades en casa y, sobre todo, evitar esa costumbre tan arraigada entre nosotros de compartir imágenes de nuestros alimentos, pensando en aquellas personas que “viven al día” y que están pasando momentos complicados con su economía.

Los que somos privilegiados, estamos obligados a ser empáticos con aquellos que no lo son, algo que sigue siendo difícil cuando veo todos los días cómo el hashtag #quédateentucasa sigue siendo tendencia y cómo los privilegiados comparten videos mofándose de quienes no pueden parar y quedarse en casa.

Quédate en tu casa, si puedes, pero vayamos pensando cómo le haremos para entender y apoyar a quienes no tienen la opción que los privilegios nos dan. Aquí empieza el abismo, cuando el discurso de la solidaridad y la comprensión son solo eso, un discurso.

Gabriel AvilésPrivilegios en Cuarentena, Roberto Cardozo
read more

Poetas en Pandemia, Gabriel Avilés

No comments

Hace unos días tuve la invitación  del escritor peruano Raúl Heraud de unirme a la convocatoria realizada por el bardo ecuatoriano Cristian Avecillas cuyo objetivo era unificar a  poetas de diversas partes del mundo bajo el nombre de Poetas en Pandemia. En entrevista virtual con Arcillas expreso que  este proyecto personal se da gracias al apoyo de la Directora de Cultura de la municipalidad de Cuenca, Ecuador, Camila Barral.

En primera instancia, ella le pidió un video por el Día Mundial de la Poesía (21 de marzo), éste comentó que sería bueno invitar a otros creadores, la mayoría de ellos encerrados por el Coronavirus,   así,  empezó  a fluir Poetas en Pandemia.

Convoco a 30 poetas de diversas latitudes, inclusive de otras lenguas; recibiendo la respuesta afirmativa de 18 de ellos, otros le dijeron no poder por cuestiones laborales o de salud, otros no han podido contestar o ver el mensaje; sin embargo, el llamado fue adquiriendo éxito y así se fueron involucrando escritores muy importantes, asimismo, el Día Mundial de la Poesía se fue transformando en un nuevo ente al cual se le denomino Poetas en Pandemia, Poetas en Tiempo de Coronavirus.

De acuerdo a Avecillas, este plan poético ha evolucionado de una manera muy  interesante pues en estos momentos ya cuenta con un Consejo Editorial pues ya son cuatro los que reciben y toman decisiones sobre los poetas que nos están enviando sus trabajos, el consejo  se conforma por Raúl Heraud de Perú, Pedro Nazar de Argentina, María Giovana Muler de Italia y el propio Cristian.

Ya se abrieron tres canales oficiales de difusión: Youtube, Instagram y Facebook, más adelante, de acuerdo al entrevistado, tendrán  su blog pero primero hay que esperar a que las cosas maduren pues los poetas están dispuestos a dar su trabajo a todo aquel que se acerqué a la poesía.

Respecto, ¿hacía donde va Poetas en Pandemia?,  Avecillas  señalo la importancia de agrandar el proyecto con el apoyo de un gran número de poetas con una voz propia, particular siempre involucrada con las orillas del humanismo, una voz que lleve esperanza a los escuchas, a los lectores de poesía, a los espectadores y que sirva de soporte en estos momentos tan duros de pandemia pero también sirva de promesa de porvenir pues la poesía siempre está un paso adelante en los presentes de la humanidad.

Lo anterior conlleva a que los escritores  compartan sus textos con el objetivo de cambiar su voz poética y la desesperanza actual por una voz grande, solidaria, que funcione como espejo y bendición.

Si usted, amable lector le interesa conocer el trabajo de Poetas en Pandemia puede ir a los siguientes enlaces:

https://www.facebook.com/cristian.avecillas.poesia

https://www.youtube.com/channel/UCFqdmEDVPqO_ihY_-HYkz3g

 

Gabriel AvilésPoetas en Pandemia, Gabriel Avilés
read more

El Rito de los Cobardes, Gabriel Avilés

No comments

Hoy tomo un vodka a tu salud
Siento el desprecio en mis clavículas y
La nostalgia menos enferma se desmiembra con olvidos.
Me refugio en un amor hermafrodita
Que seduce con usura
Y tú a lo lejos…Desangras.
Un vodka más, el dolor, rito del cobarde
Carmesí de los rencores
Apenas perceptible a tus ausencias.

Gabriel AvilésEl Rito de los Cobardes, Gabriel Avilés
read more

Instantáneas de Krzysztof Kieslowski, Norma Salazar

No comments

Krzysztof Kieslowski (Varsovia, Polonia 1941-1996), antes que nada el director tuvo siempre una comunicación con su natal Polonia. Es viable acceder con rectitud a la obra de Kieslowski lo podemos cotejar en ciertos trabajos de su filmografía alternando con significativas contribuciones en el extranjero, sobre todo porque  en buena medida de su excelente filmografía fue creada en años de desdichado reclusión para los países del bloque socialista. Estudió en la  Escuela de Cine de Lódz realizó una vasta cuantía de programas dramatizados para la televisión asimismo documentales en Polonia, La fotografía (1968), Cabezas parlantes (1980), tuvo aceptación  y dio buen fruto su labor en el séptimo arte a raíz de diez años aprendiendo el oficio pedagógico, combinando el trabajo de la televisión y el cine, conjuntamente esgrimieron para que este  cineasta fortaleciera su propio camino creativo, ganándose el respeto del público y los destacados expertos de su nació. Tiempo inmediato se le abrirían nuevos horizontes europeos con relevantes filmografías.

Su estilo fílmico tenía una identidad propia adentro de la industria, Kieslowski debutaría con Pasaje subterráneo a principios de la década de los setenta, la pauta que sentenciaría su estilo inigualable sería La cicatriz que lo transportó de manera contundente un  justo reconocimiento confirmado por  El amante, era, pues ya un reconocido director y descubridor de talentos tenía una irrefutable nueva escuela que optó por mostrar una exquisitez crítica e incisiva. En primer término se enfocó a proyectos donde focalizaba su cámara como instrumento infinito para observar los desemejantes acontecimientos sociales

El director polaco Kieslowski fue uno de los grandes documentalistas por excelencia. Realizó magníficos poemas líricos y sensitivos, imágenes auténticas, poner fuera de sí en el centro una diagnosis social. A pesar de tiempos muy largos con problemas de censura política fue motivo para seguir con un trabajo bien definido en el cine. Kieslowski retornaría al mundo de la televisión en su país con una serie inolvidable, hoy, clásica para conocedores, déjeme enfatizar apreciable lector fue una serie cabal tan magistral El Decálogo, obra atraída en los diez mandamientos  con la cual catapultó el ejercicio capitular de las series, secuencias para un público conocedor que en aquella época se abriría nuevas expectativas de ver otra televisión, un éxito nunca antes visto, un rating avasallador en Polonia, los capítulos No matarás y No amarás fueron muy premiados por la crítica especializada; él realizó un montaje muy pequeño, tan sólo, diez generosas y concluyentes parábolas dramático-morales que precisan exactamente el hondo sentido ético/humanístico del propio autor, lo concibió con su afectivo amigo y colaborador Krzysztof Piesiewicz; haciendo énfasis a los “valores fundamentales” –según Sigmund Freud– para toda cultura: civilización y religión. Las diez entregas fueron captadas en los condominios de una sola cuadra en la ciudad de Varsovia, en ella pudo compendiar su señalada pasión documentalista con un melancólico afanoso filón poético.

Tiempo posterior veríamos La doble vida de Verónica (1991) una de sus cintas más íntimas y sublimes, constituida de igual forma por episodios complementarios. Una obra poética en toda la película con una altísima musicalidad, signos tenaces dentro de su filmación, otra vez, la vigilancia obsesiva por los seriales, es decir, en este filme en dos partes expuestas con la misma actriz  Irene Jacob de igual modo protagonista de la película Rojo, un rodaje en Varsovia y otro en París, una coproducción franco-polaca, dicho filme selló la inscripción de Krzysztof Kieslowski a la cinematografía francesa.

Se aproximaría un nuevo testamento cinematográfico al parecer, él mismo Kieslowski lo intuía con la afamada trilogía: Tres colores inspirada en los valores superiores de la Revolución Gala una de las más enternecedoras e impecables proezas cinematográficas, esta trilogía hace hincapié a los lemas implícitos en la bandera francesa (libertad, igualdad y fraternidad), éste cineasta realizó su trilogía en los años 1993 y 1994, nuevamente la síntesis y obsesión correcta de Kieslowski por los ambiciosos maridajes: Azul, Blanco y Rojo. La primera de ellas fue la atractiva actriz francesa Juliette Binoche, nuestro ingenioso director realizó una obra maestra en ella muestra con respecto el alto costo de valorar la libertad. Segunda reflexión este filme es aterrador porque el punto reflexivo es visibilizar la soledad donde los seres humanos podemos ser las victimas por no atenderlo humanamente, Azul una de los más claras y complejas películas; documentos que un hombre haya sacudido referente a la mujer, asimismo sobre la condición humana.

Blanco, por su parte, revela a un Kieslowski más cáustico y sarcástico en relación de la igualdad o mejor escribirlo la “desigualdad”, la otra historia de un peluquero polaco que radica en París en una condición desfavorable; condición crítica tanto en el ámbito sentimental como económico. Enfoque impasible, ironía sobre la inauguración comercial desmedida que han curtido los países del antiguo régimen como Hungría, Rusia sin descuidar a la propia Polonia, Blanco muestra cómo pudieron consumir productos impensables sin dificultad en Varsovia en palabras del propio cineasta Kieslowski, “un kilo de uranio o bienes raíces hasta actas de nacimiento, diplomas de escuela o pasaportes falsos”. Manifestación inequívoca de quien consideró que con el fracaso de socialismo la humanidad ha experimentado una de sus más dolorosas desilusiones –mucho más porque lejos está el capitalismo de ser la panacea–, el personaje central del segundo título corrobora de regreso a su país que bajo las prácticas del libre mercado y la especulación tiene su única oportunidad, vaya paradoja, de hacer factible la “igualdad”.

Otro punto del proyecto fílmico que no debemos perder de vista se encuentra en la fotografía de Slawomir Idziar y la edición a cargo de Jacques Perner ambos jugaron un papel esencial fueron los más aclamados. Su película Rojo manifiesta la esperanza al congregar en las antes inconcebibles libertad, igualdad y fraternidad; los protagonistas principales de las tres historias los vemos que  son libres, iguales y fraternos a pesar de una catástrofe cuyas motivaciones están fuera de su alcance, como juguetes del azar, del destino. Destaca la música de otro de sus más cercanos amigos y colaboradores, Zbiegniew Preisner La doble vida de Verónica representaron un primer enfoque que fue una estrecha y protectora labor franco-polaca. Kieslowski realizó un trabajo muy complejo y cifrado en los títulos de su trilogía que reunió un máximo de símbolos que destacaron en sus películas: el sentido de la vida, la reincidencia del destino, el azar. Al tanto de las motivaciones existentes y atendiendo su próximo serial, éste referente a los temas de La Divina Comedia de Dante Alighieri; resultó sorprendente e inconcebible que un talento cinematográfico de la talla de Kieslowski y por lo mismo, en la que coinciden los más de los tintes capitales en la extensa filmografía de este inolvidable director polaco.

Termino ávido lector Krzysztof Kieslowski dejo su labor en el campo de la cinematografía con plenitud de sus facultades mentales, uno de los enormes cineastas dijo adiós entristecido pero él sabía que arribarían nuevos horizontes efectivos. Un gran ser humano que tomó una decisión importante de saber guardar silencio que concluyó, ya había mostrado todo por su parte.

Gabriel AvilésInstantáneas de Krzysztof Kieslowski, Norma Salazar
read more

Las Manijas del Tiempo, Gabriel Avilés

No comments

Me pierdo en las manijas del tiempo, como otros, como todos, como el caído ante la perversidad de una página que acumula ideas no confesables mientras nirvanas cuánticos aíslan mis elegías mal llamadas lamentaciones hasta asirme al ovillo de un tango sin memoria, a esa nota que nunca fui ni seré.

Me desintegro en llamaradas de una símil galaxia, mi cuerpo, nebulosa cubierta de lirismos, abrazado por un desvalido padre y una amante mulata, quien espera en el puerto de los decibeles a su hermano, así, cumplir la sentencia del incesto tal como en la historia del film en blanco y negro pero sin escena de remordimientos.

Hemorragia interna, mi epitafio, siempre amanerado por ángeles en copulación a pesar de saberse inhumanos con el eufemismo de las llagas mientras calles acuchillan mi carótida con navajas de segundos en erosión continua. Centésimas de eras evocan mi lado femenino, soy el Ying y el Yang en el plenilunio de este post Bing Bang sin jerarcas.

Relojes se disparan contra el suelo, muñecos de guiñol apresuran la horca, mostrándose en un reality show donde el protagonista es un sujeto con el chip del indigente en crucifixión. Ningún designio se detiene y las termitas carcomen el simple tic tac de la indiferencia. Calendarios se desvanecen en la hibrida ausencia y el oráculo de los telediarios avizoran el fin del universo, noticia del penúltimo minuto, me autoexilio a la esquizofrenia, ahí, de manera post mortem, libero al pasado del presente y el presente se trasmuta en la pesadilla de un mundo que vive al azar y no bajo la tutela de un cronómetro olvidado por Dios en un futuro enclaustrado en la absurdez de la ceguera y mi atemporal código Morse.

Gabriel AvilésLas Manijas del Tiempo, Gabriel Avilés
read more

Poema 25, Gloria Chávez Vásquez

No comments

Yo naci a las 4 de la tarde

Un dia 7 defebrero

Un miércoles, o un sábado

Del año del búfalo o el buey

Según el calendario chino

Pocos años de la guerra

Antes y después

Y yo

Siempre ahí, siempre ahí

Siempre ahí

Presente en medio de las penas

Las mías y las de otros

Especialmente confundidas

Yo

Siempre ahí

Buscando soluciones

Por cierto

Muchas veces imposibles

Siempre ahí como todos los quijotes

Peleando con molinos

De figura humana

O con forma de demonios

Cuando todo es considerado

Una locura.

Siempre ahí, siempre ahí,

Tratando de mirar el cielo

En medio de tormentas

Deseando ver estrellas

En días de nunca jamás

Llegar  la noche

Deseando ver los cielos

Siempre ahí

Siempre ahí

Siempre ahí

Hasta el final de los días.

Gabriel AvilésPoema 25, Gloria Chávez Vásquez
read more