Instrucciones Para Escribir Un Poema, Mariel Turrent

No comments

Los ejercicios de creatividad suelen ser un excelente detonante para la imaginación. El arranque perfecto para el bloqueo del escritor que se encuentra petrificado frente a la famosísima página en blanco. Además, estos funcionan de maravilla para que el autor se salga un poco de su cuadratura, lo invitan a ampliar su vocabulario y a probar nuevas formas.
Recientemente en el Taller de Malix Editores realizamos el siguiente ejercicio, la idea era hacer un poema con el vocabulario de una tarea cotidiana. Y las instrucciones iban así:


1. Piensa en algo que quieres decirle a una persona, pero no lo has hecho por alguna razón.

2. Piensa en una tarea que realices de forma cotidiana como lavar platos, escribir en la computadora, bañarte, etc. Incluso puede ser una acción trivial como romper papeles, recoger un vaso roto, hacer las maletas, ordenar los cajones de un mueble, etc.

3. Escribe lo que pensaste en el punto 1 utilizando las palabras del punto 2.

Los resultados son casi siempre fantásticos. El escritor suele dejar a un lado sus muletillas, los lugares comunes, los sentimentalismos y se centra en la difícil tarea de crear el subtexto. Ejercita su mente buscando imágenes originales, diferentes, dándole nuevos significados a las palabras. Sin querer empiezan a crear símbolos, metáforas, a hacer comparaciones, a utilizar la metonimia, la alegoría.

Pero no todos los autores quedan muy felices con el resultado. Sobre todo los que suelen cortarse las venas, verter la sangre en el tintero y escribir con ella la causa de sus heridas. Esta nueva forma de escribir les parece más que la realiza la mente a diferencia de su poesía escrita con el corazón. Y yo a esto les digo que sin duda la poesía debe empezar con un sentimiento, pero es un oficio, un arte, que para que pase de ser una catarsis y se convierta en literatura, es necesario que pase a manos del ingenio, que sea la mente quien la trabaja y la desprende del sentimentalismo del autor para convertirla en un mensaje universal, que se regala al mundo.

No me extenderé más. Mejor los invito a intentar el ejercicio, y a enviarme sus poemas y sus comentarios al Facebook de Malix Editores. Mientras tanto, aquí les dejo el mío.

Entre tus verdes
Mariel Turrent

Cuando riego el jardín
pienso en ti
blanca flor de mayo
En los pequeños rehiletes
con los que adornas el suelo
de perfume intacto
Pienso en ti
cuando la transparencia del agua
ilumina el follaje
cuando vuela el rocío al sol
y un fugaz arcoíris pinta tu nombre
Si los pájaros bajan
a bañarse en los charcos
la tierra me descubre
la aromática humedad del ensueño
Entonces te veo correr empapado
entre los verdes ingenuos
tu sonrisa tropezando en carcajadas
Mientras riego el jardín por las mañanas
sonrientes sueños van trepando
por la enredadera de mis recuerdos
Alcanzan las copas de los árboles
y desde ahí
veo contigo el cielo

Nunca te he dicho que cuando pienso en ti
los verdes me dan un respiro
Las humedades perfuman el resto del día
mis pájaros son pensamientos
y cantan con percusiones líquidas
sonajas de ramas
Por eso en las mañanas riego el jardín
Para contigo
vestir de verde el día.

Mérida, Yucatán, 1974. Escritor, promotor cultural, poeta, productor de televisión y radio, locutor, conferencista y editor. Autor, entre otros libros, de "Presagios", "Cartas para la hoguera" y "A la deriva del infinito".

Gabriel AvilésInstrucciones Para Escribir Un Poema, Mariel Turrent

Related Posts

LA MORTANDAD DEL TIEMPO, GABRIEL AVILÉS

1 Me siento como un dios fallido Observo a mi alrededor y la soledad se agudiza La muerte ha borrado el nombre de países No reconozco  fronteras Ahora el mundo se confina en las paredes y su moho Cuántos hermanos dormidos para siempre No hay resurrección posible 2 Los difuntos no reconocen a sus familias

Un origen, un exilio y un reencuentro con Milan Kundera, Norma Salazar

Milan Kundera nació un 1 de abril del año 1929, Brno una ciudad innovadora de la República Checa. A partir del año 1975 vive en Francia para el año 1985 se le otorga la ciudadanía francesa. Kundera como buen eslavo hace un repaso, no actúa como disidente, como un declarante de las hecatombes ulteriores que

EL NO SOY, GABRIEL AVILÉS

Tullido Con miedo a las urbes Que veneran mi muerte Escribo la historia Del no soy Demasiado aprisa Como un perro adolorido De tanto aullar Soy el amo Que muerde los dedos De quien le desnuda Su piel y sarna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *