Un origen, un exilio y un reencuentro con Milan Kundera, Norma Salazar

No comments

Milan Kundera nació un 1 de abril del año 1929, Brno una ciudad innovadora de la República Checa. A partir del año 1975 vive en Francia para el año 1985 se le otorga la ciudadanía francesa. Kundera como buen eslavo hace un repaso, no actúa como disidente, como un declarante de las hecatombes ulteriores que tuvo la primavera roja de aquella Europa central más directo a la extinta URSS;  ha desentrañado a través de su caja-memoria los convulsos acontecimientos del siglo XX, con una sólida obra ha escrito bajo las lenguas checa y francesa a través de su valiosa experiencia con una larga travesía por otras naciones. Kundera resiste el hecho de ubicarse en otra patria, medida ajena a su propia voluntad, lo nombró en su momento “Acto de libertad” sin perder la cordura de lo traumático al contrario va reescribiendo de forma sagaz la paradoja de la pertenencia a sus orígenes. En sus inicios literarios se opuso al régimen de su país primordialmente en los temas culturales, las políticas culturales esto lo llevó a escribir La broma (1950) señala el declive del socialismo checo rememora los apuros de una sociedad invadida de corrupción. Este libro fue muy bien acogido a nivel internacional siendo todo lo opuesto en la antigua Checoslovaquia, pues, fue censurado y en el año 1975  fue señalado “persona non grata” obligado a abandonar su nación. Ya, en su exilio escribiría otro contundente título La insoportable levedad del ser (1986) su narración nos envuelve aquella Checoslovaquia comunista y existencialista y menos política, adonde su destreza escritural es por mucho más sensible, refleja el espejo de la desventura humana; en un cosmos en el que absolutamente nada y de que nadie pueden estar seguros mucho menos de sí mismos. Ésta miseria humana la confronta como un  leitmotiv, reitero amable lector, con una nueva escritura un nuevo ciclo en su exilio Milan Kundera afirmó en su momento

“Francia es lo que yo elegí es mi libertad, mi amor. Hace ya siete años

que podría volver a vivir donde nací. Si la vida humana durara

doscientos años, sin duda hubiese elegido compartir mi vida

entre estos dos países. Pero la vida es corta y yo escogí mi libertad

a mis raíces. Si escribo hoy en francés, esto no quiere decir que el

francés haya reemplazado mi lengua materna. Ella es irremplazable,

surgiendo de mi boca antes de empezar a pensar. En cada francés,

cada francés es una búsqueda, una conquista, todo es consciente,

nada va de suyo, cada palabra  es pensada mil veces, todo es aventura,

todo es apuesta. La lengua checa me dice: ¡vuelve a casa traidor!

Pero no obedezco. Prefiero quedarme en la lengua de la que

estoy perdidamente loco de amor”

 

Francia lo ha hecho feliz. Un día dejó Praga se preparó mentalmente para vivir un exilio acompañado por la tristeza por la pérdida de aquél Milan Kundera, pero ¿Por qué se mentalizó con esa premisa? Para comprenderlo debemos analizar en términos psicoanalíticos el origen del sujeto, Jaques Lacan “el inconsciente está estructurado como un lenguaje”, es decir, el inconsciente es el discurso del Otro YO, por ello, nuestro novelista checo puede interpretarse que su lengua materna y la cultura natal es su espejo interior el más honesto.

En términos lacanianos señala que el significante, es decir, la lengua es el resultado de una prohibición, ésta ley prohibida -lo vemos atento lector-, como un incesto cardinal, incesto hijo-madre, reitero, a partir del NO prohibición en la ley del significante que se refiere a lengua-madre, Lacan en el Seminario 10: La angustia lo nombra rasgo unario que está excluido de la creación no puede existir, es aquí, “primer lugar ausencia a partir del cual de allí todo se ordena” en caso particular. Milan Kundera prestar atención es una víctima por la censura de su natal Checoslovaquia pero redescubrimos que nuestro escritor es OTRO, sí, déjeme enfatizar él experimenta en EL OTRO puede convivir diferente, ahí, a partir de su nueva lengua la francesa se ve como un escritor francés. El punto, una descripción de contenido escritural nuevo, la idea de pertenecer a otra familia reemplazando la otra grafía de sus padres va un estado más elevado. Para Sigmund Freud ésta sustitución entre la correspondencia incestuosa con sus padres y por supuesto a la extranjeridad es tan SOLO una diferenciación con su OTRO YO que está muy marcada en su obra literaria La ignorancia (2000) donde sacude el tema del exilio con sus bemoles, los reconcomios desencontrados al retornar al país de origen asociado a interrogantes de la ¿Noción de patria?  ¿Cultura propia? Dos interrogantes muy complejas La ignorancia hace un informe inquebrantable completamente ignorado por el sujeto con sus orígenes aventajando el contexto  lógico-político sin descuidar el sentido de pérdida accede rotundamente en dar a conocer la coexistencia humana asimismo leemos la experiencia de Irena quien emigra a Francia por la represión del año 1968 revindica una nueva vida, su nueva identidad en el exilio es obvio retrata una escritura autobiográfica. La caída de la cortina de hierro. Irena decide regresar a su país por consejos de sus amigos franceses, ya que saben que ella tiene una profunda nostalgia por no estar en su país, convencida por sus amistades regresa a Checoslovaquia encuentra a una Checoslovaquia transmutada ahí su encuentro con Josef también emigrante, ambos personajes comparten un sentimiento del aciago al estar de vuelta un sentimiento referente a sus orígenes. Termino ávidos lectores Milan Kundera hace énfasis a una ambigüedad que está conectada con la lengua y sus raíces qué no está excluido por el exilio, si bien, esta visible por los emigrantes sus pasados a pesar de estar fracturados.

“en las calles, rodeadas por los checos, el aire de una antigua

familiaridad la acariciaba, y por un instante, la hacía feliz. Más tarde, se sentía

una extraña que quedaba en silencio”

Mérida, Yucatán, 1974. Escritor, promotor cultural, poeta, productor de televisión y radio, locutor, conferencista y editor. Autor, entre otros libros, de "Presagios", "Cartas para la hoguera" y "A la deriva del infinito".

Gabriel AvilésUn origen, un exilio y un reencuentro con Milan Kundera, Norma Salazar

Related Posts

HABITUAL ASFIXIA

Esta tarde, la añoranza invita al pasado A quedarse en las esquelas de mi memoria Así, mi abuela resurge cantando algún bolero Mientras recorro su casa Hoy, derruida por esquiva herrumbre   Todo se deslíe en agua Y en esa agua queda mi infancia Jugando con espectros aún en el anochecer Trato de rescatarla Vociferando

LA EXPIRACIÓN, NORMA SALAZAR

La expiración es una evidencia que perennemente ha estado vigente en toda historia de nuestra humanidad, cada sociedad brinda sus dispares enfoques y reacciones ante la muerte y ésta se especifica a su posición del mundo, su disertación es una médula de interés por disímiles disciplinas entre las que destacan como la sociología, la teología,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *