Sólo Piedras y Cenizas, César Iván Espadas Sosa

No comments

Sólo piedras

y cenizas,

como tumbas quedaron

en el tiempo emocional,

ensueños,

polvo sólo.

 

Viento hueco

es ahora el compañero,

sin pájaros,

oscuro y neutral,

fría la luna,

miedo.

Mudos espejos

sin mirada,

magia muerta.

En el aire sepulto

un movimiento,

un soplo

como sombra lejana.

en su centro

una chispa

las piedras consiguieron,

un olor a lluvia percibieron.

 

Palpita el monte

en la fatigada tierra, la lluvia regresó, como un eco

la espiga abrió su pecho

y el verdor que escapó,

lo pobló todo.

 

Nadie nunca recordó tu nombre,

se enterró en la piedra

sin memoria.

 

Sólo revivirá

en las nubes abiertas

a las mil y una estrellas,

cuando tu soledad

de madre sola,

moje la tierra.

Mérida, Yucatán, 1974. Escritor, promotor cultural, poeta, productor de televisión y radio, locutor, conferencista y editor. Autor, entre otros libros, de "Presagios", "Cartas para la hoguera" y "A la deriva del infinito".

Gabriel AvilésSólo Piedras y Cenizas, César Iván Espadas Sosa

Related Posts

MARCO BERGER Y SU MIRADA ÍNTIMA A TRAVÉS DEL CINE

En estos días de estar en casa, he tenido  la oportunidad de descubrir a Marco Berger, director de cine argentino cuya narrativa cinematográfica es un acercamiento íntimo a la diversidad sexual por medio del deseo y el tabú. Berger (1977) estudia en la Universidad de Cine de Buenos Aires y se da a conocer como

HABITUAL ASFIXIA

Esta tarde, la añoranza invita al pasado A quedarse en las esquelas de mi memoria Así, mi abuela resurge cantando algún bolero Mientras recorro su casa Hoy, derruida por esquiva herrumbre   Todo se deslíe en agua Y en esa agua queda mi infancia Jugando con espectros aún en el anochecer Trato de rescatarla Vociferando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *